0
Publicado el 15 Mayo, 2018 por Raul Medina Orama en Cultura
 
 

PROYECTO PALOMAS

Padre NO es cualquiera

Acercamiento a los roles paternos desde el audiovisual. Compartir vivencias puede ser un ejercicio liberador de tabúes
Padre NO es cualquiera

Las realizadoras Lizette Vila e Ingrid León. (Foto: SUSANA MÉNDEZ/HABANA RADIO).

Por RAÚL MEDINA ORAMA

Escuchar al otro es esencial. El testimonio de quienes han vivido situaciones límites, extraordinarias, o acumulan experiencias enaltecedoras, lleva a reflexionar y ayuda a encauzar decisiones propias. Compartir vivencias puede ser un ejercicio liberador de tabúes.

Así lo demuestra Soy papá… de cualquier manera, mediante varias historias de vida enlazadas por un hilo común: la importancia de la paternidad responsable. El reciente documental del Proyecto Palomas –Casa Productora de Audiovisuales para el Activismo Social– estrenado en los cines de la capital, fue escrito y dirigido por Ingrid León y Lizette Vila. Ellas lo concibieron como un aporte a la campaña del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), #LaPrimeraInfanciaImporta, encaminada a orientar y animar a los padres en la formación y crecimiento de sus hijos.

Las entrevistas donde se revelan historias de vida, apelando a los primeros planos para lograr identificación con las personas inquiridas, son fundamentales en este relato. También se utilizaron fotografías fijas, de archivo, e infografías que ilustran sobre algunos conceptos asociados al tema en cuestión.

Con la obra, las realizadoras quisieron exponer otros modelos distintos a la familia tradicional, mostrar conflictos en las relaciones de quienes conviven en el hogar y sus consecuencias, así como explicar las diferencias entre la paternidad biológica y la biográfica, esta última basada en el vínculo emotivo, más que en la consanguineidad.

María Machicado Terán, representante de la Unicef en Cuba, ha dicho que “es un llamamiento a la responsabilidad incondicional de los padres, independientemente de su orientación sexual, nivel cultural, religión, capacidades físicas e intelectuales, condiciones económicas y las de sus hijos o hijas”. En nuestro país, la entidad internacional utilizará el audiovisual de Vila y León como material didáctico e introductorio en su programa de sostén hacia la infancia, en el cual trabaja junto al Ministerio de Educación.

Es impostergable promover otras prácticas, distintas a las predominantemente machistas que esquematizan los desempeños de los hombres en una familia. Según el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, entre 2006 y 2016, en Cuba solo 149 padres usaron su derecho a la licencia de paternidad. ¿Cuántos conflictos habrá escondidos en la cifra? ¿Cómo podemos mejorar el Código vigente, para reconocer nuevos modelos de familia que ya existen, u otorgar a todos los miembros igual responsabilidad en la educación de los infantes? ¿Cuán determinante es la paternidad responsable desde la primera infancia, para favorecer la salud y el desarrollo de niñas y niños?

Todas estas cuestiones se manifiestan en Soy papá… de cualquier manera, cuyo valor fundamental está en su enfoque de los padres como víctimas también de algún tipo de violencia, o en papeles que la cultura patriarcal amarró a la piel de las mujeres, esos todavía reproducidos por la mayoría de los medios de comunicación.

En quebrar los tabúes de todo tipo, que lastran la buena convivencia humana, se afana el equipo del Proyecto Palomas. Es una vocación humanista que ha sustentado decenas de audiovisuales, entre ellos este que deja una certeza: padre no es, como dicen por ahí, cualquiera.


Raul Medina Orama

 
Raul Medina Orama