1
Publicado el 25 Junio, 2018 por Sahily Tabares en Cultura
 
 

22º FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESÍA DE LA HABANA

El sentimiento fue dueño de La Habana

Representantes de 30 países se pronunciaron por la defensa de la paz, la justicia social y el derecho a la vida plena lirismo
El sentimiento fue dueño de La Habana.

La primera actriz Corina Maestre y el trovador Augusto Blanca recrearon poéticas de genuinos valores.

SAHILY TABARES

Fotos: LEYVA BENÍTEZ

Amplio, diverso, abarcador de manifestaciones artísticas, el evento que en escuelas, centros culturales, científicos, comunidades, promovió la lectura del quehacer poético de 150 autores, hizo patente la responsabilidad ciudadana, el compromiso con la memoria y el presente, los significados denotativo y connotativo de la palabra.

Lo que no se cuenta o visibiliza, no existe. De ello son conscientes quienes mediante el verso, la música, las artes visuales, el audiovisual, el teatro, el punto cubano, alertan, sensibilizan a los pueblos sobre realidades galopantes: violencia, guerras, destrucción del medio ambiente, silencios, persecuciones, asesinatos. En La Habana los poetas llamaron a combatirlos.

Las tradiciones oral y popular lideraron en los foros dedicados a los refugiados, la Amazonia: Madre Tierra Agua nuestra de cada día; los poetas latinoamericanos José María Heredia, Ignacio Rodríguez Galván y Pedro López Cerviño; al Laboratorio Internacional de Escrituras; al centenario del libro Los heraldos negros, de César Vallejo; y al aniversario 125 de Vladimir Maiakovski.

El sentimiento fue dueño de La Habana.

Ximena Mandinga, Nataly Estefany Calderón, Isabel Hualde y Marian Eikelhof defienden la unidad, la emancipación social.

Fue estremecedor el encuentro en el Salón de los Embajadores del Hotel Habana Libre, donde las voces se alzaron en defensa de la humanidad. La primera actriz Corina Mestre y el cantor Augusto Blanca evocaron la obra de Nicolás Guillén, del maestro Rogelio Martínez Furé (presidente de honor del Festival), de Fayad Jamís, Nancy Morejón y otros ilustres intelectuales cubanos, asimismo la herencia histórico-cultural, los procesos interactivos sociales, las identidades individuales y colectivas.

Ellos reafirmaron la fuerza del pensamiento creativo, el vigor que emana de la proyección interpretativa, el diálogo dinámico, propulsor de ideas, inquietudes, saberes, experiencias vitales.

Por su parte, las colombianas Nataly Estefany Calderón y Ximena Mandinga, la española Isabel Hualde y Marian Eikelhof, de Holanda, llamaron a luchar en contra del sistema colonialista, pues este atenaza, destruye los cuerpos y las almas. ¿Para qué sirve un poema? Ellas despejaron la interrogante: “Da voz a los sin voz, despierta los oídos, alza los brazos, impulsa el empeño, tiende puentes de entendimiento, elimina las distancias idiomáticas y geográficas”.

El sentimiento fue dueño de La Habana.

La investigadora Daína Rodríguez abordó aristas de la personalidad del Comandante Ernesto Che Guevara.

Daína Rodríguez, investigadora del Centro Che Guevara, expresó la valía del Guerrillero Heroico como sujeto lírico y motivo literario. “Lector impenitente, además de estudiar textos de Baudelaire y otros clásicos universales, llevó la poesía en alforja de viaje, él mismo fue autor, aunque se reconoció un poeta frustrado”, agregó.

Representantes de Croacia, España y Estados Unidos destacaron el valor que en Cuba se le concede al ejercicio poético. La originalidad, el buen gusto, el desarrollo profesional de los jóvenes, entusiasmó a disímiles auditorios.

En lenguas maternas vibraron tropos, ritmos, indagaciones en complejidades políticas y culturales de varios países. Perduró el reclamo de que la poesía ha de mirar hacia el futuro volcándose hacia nuevos horizontes más allá de las regiones donde tenga su partida de nacimiento.

Surtidor de las espiritualidades más ricas del universo es quien deja huellas en el reino autónomo de la poesía. Citas de esta índole necesitan continuidad y sistematicidad, solo así lograrán seguir motivando a cultores y públicos. Los nexos entre etnias, razas, lenguas, culturas, demandan alimento en favor de la gestación de un arte capital para el impostergable mejoramiento humano.


Sahily Tabares

 
Sahily Tabares