0
Publicado el 17 Julio, 2018 por Sahily Tabares en Cultura
 
 

UNEAC

Por una cultura auténtica e inclusiva

Fue este el pronunciamiento de los artistas e intelectuales en defensa de la unidad, la formación ciudadana, el patrimonio espiritual y material
Por una cultura auténtica e inclusiva.

Víctor Gaute, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, enfatizó el compromiso revolucionario y la inteligencia de los artistas e intelectuales cubanos. (Foto: RUBÉN RICARDO INFANTE).

Por SAHILY TABARES 

En el salón de actos de la Biblioteca Nacional José Martí, donde con lucidez extraordinaria el Comandante en Jefe Fidel Castro definió los principios de la política cultural de la Revolución, el 30 de junio de 1961, se reunieron los integrantes del Consejo Nacional de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), para abordar lo analizado en las comisiones permanentes de la organización, así como las principales proyecciones hacia el próximo período.

Encabezado por Víctor Gaute, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido; Abel Prieto, ministro de Cultura; el poeta Miguel Barnet, presidente de la Uneac; y otros dirigentes, se desarrolló el fructífero debate sobre temáticas de impacto en la sociedad cubana. Abarcó tanto la influencia de la producción artística e intelectual en la formación ciudadana, como la defensa y la promoción del patrimonio espiritual y material.

Gaute transmitió un saludo del presidente de los consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y destacó la importancia de abordar problemas con transparencia, espíritu constructivo, profundidad. Expresó confianza en que la unidad de acción de los escritores y artistas junto a las instituciones culturales y otras instancias de la sociedad constituye un elemento decisivo para consolidar la aplicación de la política cultural de nuestra Revolución.

Por una cultura auténtica e inclusiva.

“En las proyecciones audiovisuales que suelen contratarse en centros recreativos abundan intérpretes y obras de escaso valor”, declaró Alicia Valdés, presidenta de la comisión de Cultura, Turismo y Espacios públicos. (Foto: LEYVA BENÍTEZ).

Tras referirse a los aportes y criterios de los escritores y artistas sobre el combate a la corrupción, la defensa de los valores genuinos contra los efectos de la industria cultural dominante y los monopolios de la información que tratan de erosionar los valores identitarios y desmovilizar la toma de conciencia, dijo que siempre los creadores cubanos serán escuchados en el proceso que los llevará en 2019 al 9º Congreso de la Uneac.

El pleno realizó un balance de la vida orgánica de la organización, las relaciones entre la cultura y la sociedad, la comunidad y el turismo, el mercado del arte, la arquitectura y el patrimonio, la lucha contra los prejuicios raciales, y las carencias en los medios de comunicación.

Logros e inquietudes

Helmo Hernández, presidente de la comisión de Educación, Cultura y Sociedad, recordó algunas ideas expresadas en el informe al 8º Congreso: “Habrá que buscar, con nuestra participación, soluciones eficientes que no podrían concebirse en una sola etapa, pero haber encontrado consensos con nuestros educadores nos devuelve el más legítimo cauce de la cultura cubana.

“Estamos convencidos de que, si utilizamos las ventajas del socialismo y unimos las fuerzas de instituciones, organizaciones, investigadores, creadores y educadores, para crear modelos realmente participativos y descolonizadores, se pueden obtener a corto y mediano plazos resultados de orden cívico y emancipatorio de mucha importancia”.

Por su parte, la musicóloga Alicia Valdés, quien preside la comisión de Cultura, Turismo y Espacios públicos, abordó las tres etapas por las cuales ha transitado el grupo de trabajo, los principales avances y las insatisfacciones recurrentes: “En las artes visuales aún persisten deficiencias respecto a la atención de la plástica en algunos hoteles. Falta la exigencia de un catálogo selectivo de artistas plásticos, el análisis de la vía por la que estos llegan a las galerías, el chequeo del inventario actualizado de las obras artísticas y patrimoniales en centros turísticos, la conservación de ellas, la verificación del entorno en que se exhiben las piezas, la calidad del diseño interior en las instalaciones.

Por una cultura auténtica e inclusiva.

Como presidente de la comisión de Educación, Cultura y Sociedad, Helmo Hernández reconoció que la relación con nuestros educadores se hace más sólida cada día. (Foto: ERNEST B. HERNÁNDEZ).

“Asimismo, subsiste el interés excesivo en sustituir la ejecución en vivo por música grabada que determina un personal sin formación para ello. En estos momentos el Ministerio de Cultura examina los usos públicos de la música, incluso para los cuentapropistas, y, desde luego, implantará normas adecuadas”.

Los integrantes del Consejo Nacional hicieron énfasis en la importancia de diferenciar el simple espectáculo del hecho cultural, en las deficientes formas de pago dentro del sector y en el combate a la corrupción de la espiritualidad.

Miguel Barnet leyó la convocatoria al 9º Congreso y presentó, para su aprobación, a los 15 miembros de la comisión organizadora del foro.

Según enfatizó, desde ahora se trabajará -en el seno de las asociaciones, sus filiales y los comités provinciales y municipales- en torno a una agenda que debe conducirnos a nuevas perspectivas cuyo objetivo es estimular y promover la creación artística y literaria. El Congreso tendrá entre sus máximas las palabras de Fidel acerca de que la cultura es lo primero que debemos salvar; y considerará lo expresado por el general de ejército Raúl Castro en su mensaje por el aniversario 55 de la Uneac: “Hoy estamos doblemente amenazados en el campo de la cultura por los proyectos subversivos que pretenden dividirnos y la oleada colonizadora global”.


Sahily Tabares

 
Sahily Tabares