0
Publicado el 20 Agosto, 2018 por Prensa Latina en Cultura
 
 

Las palmas para los Componedores de batea en el carnaval habanero (+video)

Al cumplir 110 años de fundado, este elenco danzario se valió del contagioso repicar de sus tambores y los coros de los cantantes para probar que tienen todo para mantenerse en la preferencia de muchos sin importar su añeja existencia
Las palmas para los Componedores de batea en el carnaval habanero.

Javier Alba, director de la agrupación, declaró que vino a este carnaval a alcanzar el Gran Premio, galardón conquistado en el verano de 2008. (Foto: LEYVA BENÍTEZ). (video: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA).

Por JOEL MICHEL VARONA

La comparsa cubana los Componedores de batea demostró una vez más su clase al ganarse la admiración y los prolongados aplausos de un exigente público en el Carnaval de La Habana 2018. (Foto/Xinhua)

Al cumplir 110 años de fundado, este elenco danzario se valió del contagioso repicar de sus tambores y los coros de los cantantes para probar que tienen todo para mantenerse en la preferencia de muchos sin importar su añeja existencia.

La belleza del vestuario y la ejecución impecable de su coreografía revalidaron la vigencia de las comparsas tradicionales, que comparten la calle del mítico Malecón con formaciones contemporáneas como la tan famosa y arrolladora FEU, que representa a la Federación Estudiantil Universitaria.

Prensa Latina descendió del palco y conversó con Javier Alba, el director de la agrupación, quien declaró que vino a este carnaval a alcanzar el Gran Premio, galardón conquistado en el verano de 2008.

Este espectáculo que está disfrutado el pueblo se denomina “110 años de tradiciones”, precisó.

Indiscutiblemente mantener este legado por tantos años es una responsabilidad y a pesar de todos los obstáculos que hemos encontrado en el camino, demostramos aquí ante el público que sí se puede, aseguró Alba.

Por eso, -añadió el director de “Componedores”-hoy estamos aquí con todos los personajes de la época rescatando todo aquello que se fue perdiendo en el camino.

No vamos abandonar nunca la idea de que participen hombres disfrazado de mujer, siempre fue así y lo seguirá siendo, aclaró el coreógrafo con la serenidad que lo caracteriza.

Cuando comenzó nuestra historia en 1908 -recordó Alba- personas del sexo masculino vestían ropas de damas para satirizar la vida en el solar (una vivienda dividida en muchas habitaciones, morada por varias familias).

Hoy 110 años después, tenemos cinco varones simulando ser féminas representando aquellos que dieron inicio a esta comparsa, comentó el artista.

El carnaval en la capital es lo máximo, es la fiesta popular más grande que tenemos y el espacio propicio donde nosotros podemos mostrar estas tradiciones, “y yo no me imagino La Habana sin el carnaval”, sentenció Alba quien dirige 180 artistas con un silbato. (PL).


Prensa Latina

 
Prensa Latina