1
Publicado el 20 Septiembre, 2018 por Randy Cabrera-Díaz en Cultura
 
 

Patrimonio material: Flashback

Proyecto expositivo promueve el rescate de la memoria colectiva de toda una generación

RANDY CABRERA-DÍAZ
Fotos: YASSET LLERENA

Una oportunidad para trascender la nostalgia

De color rosa la pequeña máquina de coser con la que una niña daba puntadas sobre su pañuelo dominical; muñecas de goma blanca, negra, sin senos ni pubis; tanques de guerra todavía camuflados, par de patines, una escuelita plástica… Y la marimba multicolor que suena metálica, todavía, en el recuerdo infantil de muchos cubanos.

Como un canto nostálgico a la niñez pudiera calificarse la exposición ¿Infancia? ¡Presente! (I), dirigido por el bibliotecólogo Abel Molina. La muestra, emplazada en el lobby de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, reúne juguetes, revistas, historietas, libros y materiales audiovisuales que marcaron la historia personal de la generación nacida en las décadas del 70 y el 80.

Con la iniciativa se pretende generar actividades didácticas para los infantes de hoy, a partir del rescate de una identidad patente en los productos de consumo de aquellos años. También fomentar una colección, y organizar una muestra anual con los objetos recuperados.

“El proceso de búsqueda fue muy sencillo: preguntarle a todo el mundo. Cuando les explicaba a las personas cuál era mi intención, enseguida colaboraban, aunque no siempre fue fácil, porque un juguete es algo personal”, comenta Molina, quien, además, indagó en los archivos de publicaciones seriadas como BOHEMIA, Tribuna de La Habana, Trabajadores, y extrajo recortes de columnas y artículos periodísticos de la época, referidos a actividades infantiles, proyecciones cinematográficas (los dispositivos usados entonces, de tipo cuadro a cuadro, así como los rollos de película, son parte la exposición).

Las pesquisas se extendieron a la biblioteca Abel Santamaría del Instituto Cubano de Radio Televisión y a la Rubén Martínez Villena, instituciones que aportaron clásicos para los más pequeños: Caballito Blanco, de Onelio Jorge Cardoso; Cuentos de Guane, de Nersys Felipe; La Noche, de Excilia Saldaña, y otros.

La colección abarca juguetes fabricados en Cuba y en la antigua Unión Soviética.

Elpidio Valdés, mambí trigueño, machete enarbolado, guerrea sobre su caballo; bajo las patas de Palmiche, en el suelo, cuatro españoles suplican. Cecilín y Coti se enfrentan a dos pillos, y los vencen. Matojo no quiere ser nadador… Tras la vidriera, las historietas que han conformado el imaginario infantil del país. Muchas de ellas, conservadas en la sala de arte de la Biblioteca Nacional, integran esta exposición, con fecha de clausura el sábado 29 de septiembre, a las tres de la tarde.

Para difundir los resultados de la muestra, Molina creará una multimedia-catálogo con toda la información del proyecto y la distribuirá a cualquier persona interesada en tener una copia; para obtenerla solo deberá entregar un DVD…  “Además, ese día lanzaré la convocatoria a una segunda edición el año próximo. Para entonces, quisiera agregar nuevos materiales como la cartelística hecha para el público infantil (anuncios de obras teatrales, pancartas educativas) y grabaciones de programas radiales”.

En blanco y negro, las fotografías: un niño –pantaloncito corto, camisa clara– se balancea sobre un caballito de madera; otro, posa sentado junto a un camión plástico casi tan grande como él; en la tercera imagen un bebé sostenido por su padre, manotea, intentando atinarle un golpe a la cabeza de un tentempié.

 


Randy Cabrera-Díaz

 
Randy Cabrera-Díaz