0
Publicado el 5 Septiembre, 2018 por Sahily Tabares en Cultura
 
 

RADIO: con el oído pegado a la tierra

Recibieron cinco personalidades cubanas el máximo premio que entrega ese medio de comunicación
RADIO: con el oído pegado a la tierra.

La premiada Magaly Bernal Hernández, junto a Víctor Gaute y Alfonso Noya (derecha).

Por SAHILY TABARES 

Fotos: LEYVA BENÍTEZ

El lenguaje oral es fugaz, moviliza emociones, reta a la imaginación; quienes crean pensando en las audiencias deben lograr, en programas diversos, agilidad, inmediatez, empatía, confianza, credibilidad, lo cual exige a los equipos de realización mantenerse enfocados en ideas novedosas y usar armónicamente recursos expresivos: palabras, músicas, efectos sonoros, silencios.

Las 99 emisoras del país constituyen un baluarte indispensable para nuestra Revolución en todos los órdenes de la vida. Lo resaltó Víctor Gaute López, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, el pasado 22 de agosto, durante la entrega del Premio Nacional de Radio 2018, efectuado en el habanero Memorial José Martí.

Tras enviar una felicitación a los trabajadores por el aniversario 96 del inicio de las transmisiones continuas de la radio cubana y el 60 cumpleaños de Radio Rebelde, Gaute destacó: “El medio es un escenario de combate y entrega, no solo mantiene informado a nuestro pueblo, también contribuye a elevar su estado de ánimo y tiene la gran responsabilidad de acompañarnos en el debate del proyecto de Constitución”.

Al emotivo encuentro asistieron Joel Suárez Pellé, jefe del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido; Alfonso Noya, presidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión; Onelio Castillo, director general de la Radio Cubana; y Nereyda López Labrada, secretaria del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura.

Luces de sonidos y palabras

RADIO: con el oído pegado a la tierra

Elina Pelegrí Trujillo y Tomás Ernesto Martínez Robles comparten satisfacciones por el premio recibido.

“Vamos al aire”, este llamado es un compromiso para los galardonados. Son conscientes de que la era digital y los medios audiovisuales imponen nuevos desafíos ante el micrófono en emisoras municipales, provinciales, nacionales. Por ello, entre sus prioridades destacan mantener complicidad con los escuchas, socializar aprendizajes, normas de conducta, hechos, vivencias.

Visiblemente emocionada, Magaly Bernal Hernández, actriz, locutora y directora de programas de Radio 26, en Matanzas, declaró a BOHEMIA: “Durante 47 años he aprendido que cada texto, ya sea informativo o dramatizado, debe ser interpretado, de lo contrario se pierden el mensaje, el pleno disfrute junto al oyente. La disciplina, el estudio, son claves para desarrollar el talento y la creación artística. Esta no admite improvisaciones, se lo digo a los más jóvenes, la preparación es fundamental, nunca emprendan tareas para las cuales todavía no están preparados”.

El empeño y la labor fundacional del maestro de radialistas, Tomás Ernesto Martínez Robles, escritor, locutor y director de programas en Radio Granma, Manzanillo, han sido desplegados en casi cuatro decenios. En la década de los 80 cumplió misión internacionalista en Radio Tatek, Etiopía, más tarde colaboró en Radio Nacional de Venezuela. Para él, informar, orientar a los públicos, exige nutrir el acervo personal, pues cada emisora presupone una programación con características propias.

RADIO: con el oído pegado a la tierra.

Roberto Pacheco Martínez ha sido el conductor del espacio Deportivamente, de Radio Rebelde, durante 32 años.

La voz de Elina Pelegrí Trujillo identifica a Radio Guamá, en Vueltabajo, donde ha desplegado un arduo trabajo durante 47 años como maestra de ceremonias en actividades de las organizaciones políticas y de masas, además contribuye a la formación de noveles en la radio universitaria de Ciencias Médicas de su provincia.

Según dijo a nuestra revista: “Los medios de comunicación deben contribuir al desarrollo de los talentos. Nosotros recibimos del pueblo la fuerza para seguir adelante. Es un proceso lógico, dialéctico, que beneficia desde el punto de vista profesional y a la sociedad”.

Sentir juntos

La radio es un mundo de reinos infinitos. En el preámbulo del acontecimiento se escuchó hablar, entre los participantes –la mayoría reconocidos con el preciado galardón en otras ocasiones–, acerca del programa que aún sueñan, sobre libros publicados por la editorial ENVIVO del ICRT, y las investigaciones sociales para saber cómo piensan los públicos, cuáles son sus intereses y preferencias.

Entre ellos primó un consenso: el desarrollo de las tecnologías no se limita a las sustituciones de equipamientos por otros más sofisticados, estos requieren ser pensados en términos de confluencia con los lenguajes, escrituras y dispositivos productores de nuevos conocimientos. En dicho campo la comunicación radial no es un movimiento exterior, cerrado, excluyente, por el contrario sirve de apertura a otras culturas que influyen en la propia.

RADIO: con el oído pegado a la tierra.

El destacado músico Juan Manuel Piñera Infante realiza programas especializados en la emisora CMBF.

Otro laureado, el fecundo músico y radialista Juan Manuel Piñera Infante, escritor, asesor y director de programas en CMBF, Radio Musical Nacional, nos comentó: “Es imprescindible estar en todas las trincheras. La riqueza cultural de un país se define en la defensa de lo diverso, lo cual influye en la espiritualidad del pueblo.

“Una ilustre figura, Luis Casas Romero, compositor y flautista, fundador de la radio en Cuba, me inspira a tomar el batón. Por suerte no soy el único, otros compositores e intérpretes, como Luis Manuel Molina, incursionamos en especialidades en un medio prodigioso que permite sentir la maravilla del arte junto a las audiencias.

“Me place hacer críticas culturales sobre intérpretes y tendencias, crear espacios, componer música, impartir docencia en el Instituto Superior de Arte, son experiencias enriquecedoras, las comparto en programas de perfiles diferentes. Aprendí con mi padre a no tener vacaciones, en realidad disfruto mucho llegar a tantas personas en nuestro país”.

Propició la ocasión intercambios de saludos, anécdotas, remembranzas, sobre todo escuchar que la radio se mantiene con el oído pegado a la tierra, al humano.

Así lo reconoció, Roberto Pacheco Martínez, comentarista deportivo en Radio Rebelde, con 52 años de entrega profesional, se distingue por su modo peculiar de narrar el béisbol que lo inscribe en la memoria popular de la afición.

Sin ocultar su regocijo, habló en nombre de los galardonados: “Sentimos tremenda satisfacción y deseos de hacer más todos los días. Si hoy estamos aquí, es porque en Cuba hay una Revolución, que es de todos, y un Fidel quien siempre confió en nosotros. Esta es parte de su obra”.


Sahily Tabares

 
Sahily Tabares