0
Publicado el 22 Octubre, 2018 por Sahily Tabares en Cultura
 
 

¿Afinación perfecta?

¿Afinación perfecta?

Beatriz Márquez, Premio Nacional de Música, fue galardonada con la máxima distinción en Cubadisco.

Por SAHILY TABARES

Fotos: LEYVA BENÍTEZ

La avalancha comercial de las industrias de la comunicación, los monopolios productores y distribuidores de un pensamiento hegemónico, prevalecen en el nuevo escenario comunicacional, en este ocurren cambios en el consumo y las maneras de intervenir la información difundida por vías diferentes.

¿Cómo escucharemos música en el futuro? ¿Se puede hablar de una expansión de nuestros valores culturales entre públicos cubanos y foráneos? ¿La niñez disfruta de los fonogramas concebidos para ella?

Estas, otras interrogantes, pasan de voz en voz, pues prevalecen aptitudes, disposiciones de los públicos, para disfrutar del arte sonoro y rítmico del archipiélago cubano.

Según el doctor en Ciencias Médicas Jorge Ramón Sancristóbal conoció “de milagro”, el fonograma Libre de pecado, de Beatriz Márquez, reconocido con el Gran Premio Cubadisco; estudiantes de la Escuela Secundaria Básica Jesús Suárez Gayo, del habanero municipio Boyeros, entre ellos Ernesto Serantes, coinciden al afirmar: “ni la música urbana, ni otras producciones galardonadas, se oyen mucho, y lo merecen”. Otras personas insisten en reclamos: es preciso aprovechar las plataformas digitales, los programas radiales y televisivos deben mantener las jerarquías de la música que defiende la política cultural.

¿Afinación perfecta?

Alfredo Diez Nieto, Premio Nacional de Música, se ha destacado por su sólida preparación académica.

El Fórum Internacional de Música en La Habana Cubadisco-Primera Línea, del 13 al 30 de septiembre, mediante conferencias, talleres, showcases, conciertos, integró en un solo evento lo que la práctica debe concretar en acciones cotidianas.

De ningún modo el arte tiene límites de tiempo ni edad para conmovernos, debe llegar a todos sin distancias, parcelas, olvidos. Si la industria fonográfica fortalece sus vínculos con las presentaciones en vivo, el documental audiovisual, el video clip, propicia una articulación coherente para visibilizar el patrimonio sonoro, el desarrollo y la valía de los más jóvenes, la mayoría egresados del sistema de enseñanza artística.

En instalaciones y espacios disponibles de la nación se difunden géneros musicales, sobre todo los más dinámicos, pues el nuestro es un pueblo bailador, ¿por qué no se instrumentan enfoques abarcadores?, estos romperán las barreras artificiales entre lo culto y lo popular.

De hecho, urge perfeccionar los mecanismos económico-financieros teniendo en cuenta la particularidad del disco como producto de gran impacto sociocultural. Una labor conjunta requiere el aporte de expertos en economía, finanzas, comunicación social, musicología, se precisa unir en equipos multidisciplinarios, recursos metodológicos, experiencias, no olvidemos un principio esencial: la unión garantiza la fuerza del empeño común.

Desafíos impostergables

¿Afinación perfecta?

Fonogramas de sellos cubanos.

El Premio Cubadisco y Primera Línea –dos eventos en uno–, trajeron a colación un asunto esencial: hay que poner en circulación mundial el resultado creativo de quienes cultivan diferentes temáticas, géneros, estilos y tendencias en el amplio panorama de la llamada isla de la música.

¿Por qué no pensar en nuestra globalización y las posibilidades de insertarnos en el mundo complejo de hoy?

El disco Libre de pecado (sello Colibrí), de Beatriz Márquez (Ediciones Colibrí), producido por Jorge Aragón, rinde homenaje al maestro Adolfo Guzmán (La Habana, 1920-1976). Sobre él reconoció Juan Blanco, baluarte de la cultura: “la identidad nacional, en su forma más depurada, está presente en toda su obra. Viene de adentro hacia afuera la cubanía de Guzmán, quien la devolvía en forma quintaesenciada”.

¿Afinación perfecta?Si tenemos un producto cultural valioso se impone amplificarlo en toda su dimensión. Además de escucharlo, hay que hablar del compositor y de la intérprete, de los textos, las orquestaciones, acudir al estudio del hecho musical como un todo único.

Suelen quedar regazados en el olvido, eventos, festivales, encuentros, en ocasiones, los silencios sepultan hechos culturales, aunque ansiamos escuchar buenas músicas, buenos textos, que los de menos edad, la juventud, los mayores, conozcan, sean partícipes de lo auténtico.

Dichos desafíos colocan en la mira una forma otra de ver lo que acontece, cómo acontece, de ellos deben ser conscientes directivos, expertos, de las casas discográficas y las agencias de representación.

¿Afinación perfecta?

“Seguimos buscando vías para llegar a las mayorías”, reconoció Estrella Madrigal, jefa del grupo comercial de productos y servicios musicales de la Egrem.

Estrella Madrigal, jefa del grupo comercial de productos y servicios musicales de la Egrem, comentó a BOHEMIA: “tenemos un sistema establecido para garantizar que los discos lleguen a los medios de comunicación, además, el canal de distribución es amplio, diverso, nuestros productos se comercializan en tiendas y centros culturales. En el habanero Complejo La Plaza de 31 y 2 realizamos actividades con la comunidad”.

Otra perspectiva aportó el chileno Sebastián Milos, director de PortalDisc, al referirse a 10 años de revolución digital en el mayor portal de distribución de su país: “adoptamos una estrategia que ha dado excelentes resultados: venta online, tarjetas de descarga, el posicionamiento de la música en Europa, América del Norte, y establecimos relaciones con marcas e instituciones con las cuales realizamos acciones promocionales”.

Sin duda, las experiencias desarrolladas deben crecer para entrar en los grandes canales de distribución y comercialización mediante las tecnologías. Estos tiempos exigen una afinación perfecta entre lo que se piensa y lo que se logra, solo la práctica cultural permitirá que escuchemos música hoy y en el futuro, expandir los valores culturales, llevar a la niñez las producciones concebidas para ella.


Sahily Tabares

 
Sahily Tabares