0
Publicado el 22 Octubre, 2018 por ACN en Cultura
 
 

Caibarién: Historia de pesca, piratas, parrandas y turistas

De acuerdo con los historiadores, el territorio que ocupa el puerto fue explorado por Pánfilo de Narváez a finales de 1513, entonces la zona estaba poblada por aborígenes que habitaban en una aldea llamada Cay Barién

Foto: cntvcaibarien.blogspot.com

Luz María Martínez Zelada

Caibarién, Villa Clara, 21 oct (ACN) La ciudad cumple 186 años el próximo día 26, con una historia nacida del asedio de piratas por su condición costera, donde abundan las tradiciones y convertida hoy en la antesala de uno de los principales polos turísticos de Cuba, los cayos de Villa Clara,

De acuerdo con los historiadores, el territorio que ocupa el puerto fue explorado por Pánfilo de Narváez a finales de 1513, entonces la zona estaba poblada por aborígenes que habitaban en una aldea llamada Cay Barién.

Los islotes arenosos cercanos estuvieron habitados por nativos, durante los dos siglos posteriores, quienes vivían de la caza y la pesca además resultaban buenos colaboradores de las autoridades de la vecina San Juan de los Remedios, sobre incursiones de piratas o ingleses a principios del siglo XVIII.

El primer núcleo poblacional data de 1822, integrado por lugareños de la villa cercana mientras el 26 de octubre de 1832 se considera como fecha oficial del nacimiento de Caibarién, que contaba con 347 pobladores, 84 viviendas, algunos pequeños almacenes y otros establecimientos.

La vida junto al mar, su principal fuente económica, llevó a los pobladores a enraizar muchas tradiciones entre ellas los campeonatos de embarcaciones deportivas, el carnaval acuático, fiestas campesinas y verbenas.

Los principales festejos de la localidad, desde 1892, resultan las Parrandas, fenómeno cultural del centro de Cuba, nacidas en Remedios y que destacan por sus carrozas, trabajos de plaza, congas, fuegos artificiales y la rivalidad entre los barrios La Loma y La Marina.

Caibarién tiene en la actualidad más de 39 mil 500 pobladores, es un reconocido puerto pesquero, además cuenta, entre otras industrias con una tenería y un importante taller de reparación de coches ferroviarios.

La cercanía a los cayos Las Brujas, Ensenachos y Santa María, unidos a tierra y entre ellos, por un pedraplén de 48 kilómetros, el más largo de Cuba, constituye una de las fortalezas económicas de la ciudad en su aniversario 196.


ACN

 
ACN