0
Publicado el 4 Noviembre, 2018 por ACN en Cultura
 
 

Longeva iglesia marcada por la historia

A pocas cuadras del centro citadino, marcado por el parque Leoncio Vidal, la iglesia se construyó con el objetivo de recordar el hecho histórico del natalicio de la localidad.

Foto: cmhw.cu

Luz María Martínez Zelada

Santa Clara, 4 nov (ACN) Dominando el paisaje, sobre una elevación, sobresale el templo católico Nuestra Señora del Carmen, el más antiguo de la ciudad, construido en 1748, en la misma loma donde se desarrolló la misa fundacional el 15 de julio de 1689, fecha del nacimiento de la urbe.

A pocas cuadras del centro citadino, marcado por el parque Leoncio Vidal, la iglesia se construyó con el objetivo de recordar el hecho histórico del natalicio de la localidad.

Siete años después de la apertura de la institución católica, la priora de la orden religiosa de las carmelitas descalzas de La Habana le donó una imagen de la virgen de El Carmen, a la cual debe su nombre.

Después de varias ampliaciones al local y durante la primera mitad del siglo XIX quedó convertido en iglesia y en 1868, durante la guerra de independencia cubana de la colonia española, fue utilizada como cárcel temporal a un grupo de mujeres patriotas, lo que recuerda una tarja.

La edificación actual constituye un significativo exponente de la arquitectura religiosa de los últimos 200 años y resume en su estructura, elementos de los siglos XVIII, XIX y XX.

En uno de los laterales del parque y frente al lugar donde cayó herido de muerte el capitán Roberto Rodríguez Fernández (El Vaquerito), jefe del pelotón suicida de las tropas libertarias que combatieron en esta ciudad contra la dictadura batistiana, quedó erigida una escultura en su memoria.

El sitio, pleno de historia, resulta un lugar lleno de vida donde se funden risas infantiles y juveniles con las campanadas de la iglesia llamando a los fieles y la presencia de los enamorados, imagen que sucede de una generación a otra de los lugareños.


ACN

 
ACN