0
Publicado el 14 Diciembre, 2018 por Giovanni Martinez en Cultura
 
 

Acusada

Un asesinato y una sola candidata a la cárcel
Filme argentino "Acusada".

Lali Espósito, el rostro ideal para una historia perfecta. (Foto: otroscines.com).

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

La historia relatada por el director Gonzalo Tobal, en uno de los tantos filmes que por estos días atrae la atención de miles de cinéfilos en las salas oscuras de La Habana, Acusada, nos remite al caso real de Lucila Frend y Solange Grabenheimer, un hecho policial que ocupó largas horas de debates en los medios argentinos.

Sin embargo, no se trata de un thriller o policiaco tradicional, bastó una suerte de drama bien concebido, incluso desde la fotografía íntima, los silencios y el buen ritmo, para restar importancia sobre quién es el asesino y enfocar todos los sentidos en cómo se afecta la vida de los involucrados, tanto por parte de la víctima (familia y amigos), y fundamentalmente del lado de Dolores, la Acusada, personaje que encarna la bella actriz y cantante del país sudamericano, Mariana Lali Espósito.

Con claridad y sin sorpresas en el guion, la cinta consigue mantenernos al tanto de la trama minuto a minuto, gracias también, en gran medida, a la buena actuación de su protagonista y del padre, este último interpretado por Leo Sbaraglia, a quien podemos recordar de Diario de una ninfómana y Relatos salvajes, por solo citar un par de buenos largometrajes.


Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez