0
Publicado el 14 Diciembre, 2018 por Roxana Rodríguez en Cultura
 
 

Campesino: mensaje de crecimiento humano

Las transformaciones en el modo de vida de los pobladores del valle de Viñales encontraron lugar a través del lente
Campesino: mensaje de crecimiento humano

Campesino se espera sea exhibido en otros festivales de cine del orbe.

Por: ROXANA RODRIGUEZ TAMAYO

Durante poco más de 15 años Carls, un fotógrafo amateur estadounidense, ha estado documentando la vida de un grupo de habitantes de la comunidad rural de Viñales, en la occidental provincia cubana de Pinar del Río. Con el decurso del tiempo, este hombre que trabaja como asistente en el aeropuerto de Salt Lake City, deja de ser un extraño para los oriundos de la zona y traba amistad con muchos de ellos.

La realizadora norteamericana Mía Tate no quiso pasar por alto el entrañable vínculo entre su compatriota y los viñaleros, y concibió el documental Campesino que, como uno de sus mejores aciertos, cuenta con la dirección de fotografía de uno de nuestros más notables documentalistas, Roberto Chile, quien acertadamente explotó las virtudes paisajísticas de la campiña cubana, a partir de lo cual se enriquece el documental.

Por medio de las instantáneas de Carls, las perdonas de dicha comunidad rural demostraron su sensibilidad hacia un arte visual, como la fotografía analógica, en blanco y negro; y aún sin comprenderla, aprehendieron y apreciaron los valores de aquello que, al principio, consideraron un hobby original e incluso, raro.

Con especial coherencia Mia Tate y su equipo captaron la relación entre los sujetos fotografiados, el artista y el escenario campestre donde acontece la historia. Como resultado de la película se derivaron otras obras, las fotografías de Carls, las cuales impresionan por la eficacia y energía de su composición que, además, de recrear la cotidianidad de los fotografiados, confronta su imagen y gestualidad con el entorno que les rodea.

Durante la presentación de la cinta en este 40º Festival, la cineasta expresó sentirse gratamente compensada por la acogida del documental entre los cinéfilos y comentó que espera sea exhibido en otras latitudes como una evidencia de la grandeza espiritual y la calidad humana del ser cubano.

Por su parte, Roberto Chile agradeció públicamente a Tate, quien “pudo haber optado por traerse su propio equipo y prefirió trabajar de conjunto con creadores cubanos, lo cual aportó más credibilidad al documental en sí mismo”, destacó el fotógrafo y realizador antillano.

Más allá de las intensas sugerencias visuales creadas por Chile, Campesino trasciende el plano artístico y deviene una obra conmovedora que se aparta de lo meramente comercial del lugar, donde se desarrolla la modalidad de turismo de naturaleza para afirmarse como puente difusor de la realidad de la Isla y en particular, de los habitantes del pueblo de Viñales, quienes no se dejan colonizar por la afluencia turística cada vez más creciente, aun cuando es una vía de crecimiento económico local y nacional, al igual que la producción tabacalera.

El audiovisual echa a un lado las diferencias políticas que, por más de medio siglo, han caracterizado las relaciones entre ambos países (Cuba y Estados Unidos) y al propio tiempo, se sublima con un mensaje de amistad, solidaridad y respeto a las personas que viven en y del campo.


Roxana Rodríguez

 
Roxana Rodríguez