0
Publicado el 16 Diciembre, 2018 por Sahily Tabares en Cultura
 
 

Filmes en festival: seductores y contundentes

Destacados filmes latinoamericanos conmovieron a los públicos en el 40 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano en La Habana
Filmes en festival: seductore y contundentes.

El director de Inocencia, Alejandro Gil, recibió un Coral especial del Jurado del Festival, el premio de la prensa cultural y el de la popularidad.

Por SAHILY TABARES

Fotos: LEYVA BENÍTEZ

En el séptimo arte, la experiencia estética se produce desde lo visual y lo sonoro. Toda la información recibida mediante los sentidos tiene un impacto en procesos mentales.

Lo patentizan filmes que fueron incluidos en el apartado Galas. De ellas, formó parte, Roma, del mexicano Alfonso Cuarón.

La puesta explora las relaciones afectivas y sociales de una familia de clase media residente en la colonia homónima de ciudad México en los años 70. Se enfoca en el personaje de Cleo, la nana indígena de la familia, que interpreta la actriz no profesional Yalitza Aparicio.

Un acierto de la narración es la disección del universo emocional y la posición cívica de la protagonista.

Filmado en blanco y negro, el filme descuella por la fotografía, el rigor de las composiciones, el subrayado de las luces y la artisticidad del conjunto visual.

No olvidemos que el texto audiovisual, a diferencia de la percepción de un mensaje visual estático, exige ser leído con detenimiento en cada detalle.

De igual modo, reclama el interés de los espectadores, el filme cubano Inocencia, con guion de Amílcar Salattí, dirigido por Alejandro Gil.

Se distingue por la elección del punto de vista de Salatti para contar un relato de ficción inspirado en hechos ocurridos en Cuba en noviembre de 1871: el fusilamiento de ocho estudiantes de medicina acusados injustamente.

Filmes en festival: seductores y contundente.

Carteles exhibidos durante el evento forman parte de la historia de la filmografía latinoamericana.

Inocencia aporta valores cognoscitivos sobre la historia patria a los públicos del siglo XXI, desde conscientes miradas ética y estética, con sensibilidad, sin didactismo.

En el lenguaje de la narración visual llena de vibraciones influye la dirección de fotografía de Ángel Alderete, quien describe contextos impresionantes mediante atmósferas de coherentes luces y sombras..

La dirección de Alejandro Gil, todos los elementos del relato, hacen reflexionar con una visión polisémica, provocadora, como solo lo consigue el arte.

Sin duda, estos filmes seductores, contundentes, por los planteamientos de ideas y pensamientos, nutrirán saberes, experiencias, perspectivas de generaciones.


Sahily Tabares

 
Sahily Tabares