0
Publicado el 3 Enero, 2019 por Prensa Latina en Cultura
 
 

Artista cubana sanadora del cuerpo y el alma

Me considero una artista conceptual, “donde la idea es lo que prima”, en tanto los críticos me ubican como artista de las artes visuales, afirma quien cámara en ristre se apropia de momentos y situaciones que otros fotógrafos soslayan
Artista cubana sanadora del cuerpo y el alma.

Foto: escambray.cu

Por MAYRA PARDILLO GÓMEZ*

Desde niña Lisandra López Sotuyo comenzó a incursionar en las artes visuales, según sus propias palabras, desde que abrió los ojos al mundo.

Pero su vida tomó otro rumbo cuando decide estudiar Medicina, carrera de la cual se gradúa. Estaba inmersa en un entorno médico, pues mi mamá era enfermera y el hospital fue de algún modo mi segundo hogar, confiesa esta espirituana cuyo aspecto juvenil desmienten sus 45 años de edad.

-Tu obra está cargada de realismo y como tal de dramatismo. ¿Consideras que despierta interés? ¿Por qué?

Es una obra que aborda lo que está implícito en la vida como el dolor físico y espiritual, lo efímero de la misma, como seres mortales, algo que está ahí latiente en mi trabajo artístico, en el cual utilizo todos los instrumentales médicos.

Independientemente, me considero una artista conceptual, “donde la idea es lo que prima”, en tanto los críticos me ubican como artista de las artes visuales, afirma quien cámara en ristre se apropia de momentos y situaciones que otros fotógrafos soslayan.

Uso colores como el gris, rojo y blanco, este último porque recuerda lo puro o estéril, así como elementos icónicos como gasas, tijeras quirúrgicas, agujas hipodérmicas, almohadillas sanitarias y algodón, es decir todo lo que está en constante relación con el cuerpo humano y lo físico.

-Te alejas de la Medicina para abrazar el arte. ¿Te sirvió de algún modo la primera para llevar adelante tu labor artística?

En la medida que me fui alejando de la Medicina me fui acercando al arte, pues todo oficio que se haga con pasión es una retroalimentación para hacer una obra más completa, más madura, porque parto de mis propias vivencias.

-¿Por qué escoges esta manera audiovisual y no otra como la pintura o la escultura para expresarte?

Soy una artista conceptual, porque la idea es lo que prima, y a partir de ahí utilizo los medios para expresarla, porque todos esos medios de las artes visuales los uso en función de la idea. De ahí que esté presente la pintura, la escultura, performance, videoarte, la instalación y la fotografía, excepto el grabado, donde no he incursionado.

-Te han comparado con Frida Kahlo ¿Cuánto de verdad hay en eso y quién hizo la aseveración?

Esta aseveración la hizo Rauda Jamís, hija del destacado escritor y poeta Fayad Jamís, quien también es escritora y reside en Francia. Así se expresó en 2014 cuando hice mi primera exposición titulada Anatomía de la rosa, en la Galería de Arte Oscar Fernández-Morera, de Sancti Spíritus, y ella la vio.

Rauda Jamís me catalogó -para mí un inmenso honor- como la Frida Kahlo moderna. En lo personal ninguna de las dos pudo tener hijos, padecimos enfermedades y buscamos un canal donde ese sufrimiento se transfigurara en arte, además Frida quiso estudiar Medicina. Anatomía… también estuvo este año en la Sala expositiva Joaquín Blez de la Fototeca de Cuba, en La Habana.

-¿Cuál de tus obras es la más cercana a ti?

Es difícil elegir, porque en cada obra pongo todo mi esfuerzo y alma, y sucede como con los hijos que se quieren con el mismo amor. Pero si tuviera que escoger una donde me identifico más sería Consuelo porque es una obra donde quedan al descubierto mi posición de enferma y de médico. Es una fotografía y están los seres implícitos en mí: el que cura y el que necesita ser curado.

Esta obra le gusta mucho a Luis Rey Yero, Doctor en Ciencias del Arte. Otra de mis exposiciones personales se titula Rotos (Uneac de Sancti Spíritus, 2016). Gustos, preferencias.

-¿Qué esperas del nuevo año?

Soy cinéfila, me gusta la lectura y hacer ejercicios físicos. Aprecio mucho a los amigos que tengo, de ellos muchos son escritores. Me interesa que predomine el hecho de que sean buenas personas. Todos tienen en común que son sensibles, tienen una cultura y te aportan.

-Premios, menciones… ¿Cuáles?

Afortunadamente he sido galardonada en varias ocasiones y aunque mi obra tiende a ser polémica llega a distintos tipos de críticos y al público no especializado, porque muchos se identifican con ella. El arte visual es elitista, pero a mis exposiciones va todo tipo de público.

En la prestigiosa revista cubana Arte por Excelencias, la cual realiza la divulgación de las realidades de Iberoamérica y el Caribe, tuve el honor de aparecer en un dossier. He exhibido mis obras en casi una veintena de muestras colectivas, así como obtenido similar cantidad de premios y reconocimientos en salones de artes plásticas de la provincia.

La artista también alcanzó mención en el X Salón de Arte Digital en 2009; Primer Premio en el XIX Salón Oscar Fernández Morera de 2001 y Primer Premio en el XIII Salón de Pequeño Formato, convocado por el Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) en Sancti Spíritus en 2010.

Un corazón sangrante, atravesado por agujas hipodérmicas, su propia cabeza tocada por un gorro hecho con almohadillas sanitarias -bajo el título de Íntima coronación– , otro corazón formado solo por agujas, su cuerpo desnudo –Posición extrauterina-, cápsulas de medicamentos, son algunos de sus trabajos artísticos.

De su labor ha dicho el escritor y crítico de arte cubano Maikel José Rodríguez Calviño: “Todo un cosmos dialógico entre cuerpo y malestar, salud y muerte, que convierten a Lisandra López Sotuyo en una figura sui generis dentro del panorama plástico cubano actual”.

Más allá del dolor que pudieran expresar sus obras, estas ofrecen un mundo de naturaleza feminista y de cierto modo acerca más al espectador a la crudeza de la vida, desde una óptica realista y humana. (PL).

*Corresponsal de Prensa Latina en Sancti Spíritus.


Prensa Latina

 
Prensa Latina