0
Publicado el 14 Febrero, 2019 por Irene Izquierdo en Cultura
 
 

El olor de los cerezos: homenaje a Cortázar

Presentan, en libro homónimo con la obra ganadora y las menciones de la XVII edición del Premio Iberoamericano de Cuento Julio Cortázar
Martha Acosta, premio Cortázar. El Jardín de los Cerezos./ ACN

(Foto: ACN)

Por IRENE IZQUIERDO

El libro El olor de los cerezos y otros relatos, contentivo del Premio –autora Martha Acosta Álvarez- y las menciones de la decimoséptima edición del Concurso Iberoamericano de Cuento Julio Cortázar, fue presentado esta tarde en la sala Alejo Carpentier de la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña, sede principal de la Feria Internacional del Libro CUBA 2018.

En la presentación, a la que asistió el  Sr. Javier Esteban Figueroa, embajador de la República Argentina en Cuba, se leyó una carta enviada por Miguel Barnet, presidente de honor del certamen, quien no pudo asistir por asuntos de salud. En la misiva recordó que el “Julio Cortázar” se debe a la iniciativa de tres personas: Ugné Karvelis, viuda de Cortázar; Basilia Papastamatíu, y él, quienes reunidos con el ministro de Cultura, Abel Prieto, acordaron crearlo con carácter internacional, para honrar la obra extraordinaria de uno de los más grandes escritores de la lengua castellana.

“Profético, imaginativo y transgresor, desde muy joven Julio impresionó a la crítica con sus cuentos, y su novela Rayuela quedará siempre como una de las más brillantes joyas de la corona del llamado ‘boom latinoamericano’. Su generosidad y su inteligencia lo convirtieron en un maestro de la prosa en el continente.

“Desde su acariciado Paris colocó a figuras nuestras en un contexto híbrido y alucinante, que rompió –como ya lo habían hecho Jorge Luis Borges, Macedonio Fernández, Juan Rulfo y Alejo Carpentier- con el criollismo realista y gastado de décadas anteriores”.

María Elena Llana, quien junto al destacado escritor argentino Martín Kohan y  Rafael de Águila, ganador de la decimosexta edición del certamen, formó parte del jurado, recordó el acta a través de la cual se confirieron el premio, una primera mención y otras seis menciones, e inmediatamente pasó a ofrecer una síntesis de cada una de las obras contenidas en el libro.

Nosotros escogimos las valoraciones acerca del premio: El olor de los cerezos, de Martha acosta Álvarez, de Cuba, y la primera mención, El pasado debajo de las cosas, de Luz María Gaínza Ruiz, de Argentina

Acerca de El olor…, afirmó: “Decir que estanos ante un cuento con empaque de novela no es aminorarnos, sino sugerir todas las posibilidades de los mil vericuetos que se abren ante él, tocados sabiamente por la autora y dejados como enlace con el lector para futuras lecturas, pues estos cerezos no se agotan aquí.

“Riqueza de vocabulario, exigida por la riqueza de la idea. Personajes atados a su inmadurez o condenados a la eterna espera dotan a esta obra de un relente de actualidad en nuestro país, que aumenta su talla literaria, por la autenticidad con que nos miran y los miramos”.

En el caso de El pasado…, comentó: “Es un cuento cuya brevedad se agranda hasta el cinemascope y se sale de la página en la mirada desolada de un perro que en medio de la carretera reta al chofer a atropellarlo; es decir, un perro suicida enfrentado a un chofer que, a su vez,  va obcecado por el recuerdo de un amor perdido.

“La autora mueve su anécdota con elegancia y profundidad, sin más rejuego estilístico que el necesario para darnos literariamente, su certero conocimiento del alma humana y su capacidad para trasladarlo a sus personajes.”

Otros cuentos contenidos en el libro son: El niño de las muertas, del cubano Joaquín Vaquero;  Amor, de Gabriel Cascante, de Cuba; Dedicatoria, de Amilkar Jaldín Rojas, de Bolivia ; Crónica de La Española, de Benito Pastoriza, de Puerto Rico, y En el lugar de las sombras, Hugo Luis Sánchez, de Cuba.

Al hablar de su obra, Martha Acosta reflexionó que la temática de su cuento toca mucho el corazón y lo que él late con los encuentros y desencuentros, las ausencias, las muertes y el amor. Es algo que late desde que el hombre pobló la tierra.


Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo