0
Publicado el 13 Febrero, 2019 por Sahily Tabares en Cultura
 
 

La savia infinita

Homenajes, presentaciones, diálogos con los autores, encuentros académicos, propicia la edición 28 de la Feria Internacional del Libro en La Habana

Por SAHILY TABARES
Fotos: LEYVA BENÍTEZ

La lectura se ha convertido en una experiencia de vida tan importante como los acontecimientos de nuestra  existencia cotidiana. A cada instante la letra se carga de resonancias y asociaciones. Lo patentiza el evento de más amplia convocatoria en Cuba, la edición 28 de la Feria Internacional del Libro de La Habana hasta el 17 de febrero.

Libros, autores y públicos de generaciones acceden a cuatro millones de ejemplares, con más de cuatro mil títulos disponibles y ochocientas novedades editoriales en los servicios de la Gran Librería en la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña y en once subsedes de La Habana.

Más de 300 invitados de 40 países participan en el evento que aglutina a 127 expositores de Cuba y otros países.

Desde sus orígenes, el pensamiento cubano tuvo el sentido integrador de las manifestaciones socioculturales autóctonas en un amplio cuerpo axiológico, que se expresa mediante su contenido creativo. Ejemplo elocuente desde esta perspectiva es la activa participación de autores, directivos y públicos en homenajes, presentaciones, diálogos que, sin duda, fortalecen nexos y abren nuevos caminos durante la generación de ideas, pensamientos, reflexiones.

En la actualidad, hablar de comunicación significa reconocer que estamos en una sociedad en la cual el conocimiento y la información han entrado a jugar un papel primordial, tanto en los procesos de desarrollo económico como en los de democratización política y social.

La edición 28 de la Feria Internacional del Libro contribuye al fortalecimiento de estrategias referentes a la divulgación de títulos y autores poco conocidos. Propicia mantener alianzas entre las instituciones que se concretan en acciones concretas.

En textos de diferentes temáticas están presentes valores culturales, estéticos, éticos, su esencia es integradora de la cultura en la más acepción del concepto.

A ello contribuye el Foro Literario de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba donde se rinde homenaje a poetas, narradores y teatristas, entre ellos Pablo Armando Fernández, Eugenio Hernández Espinosa, Virgilio López Lemus y Sergio Chaple.

La savia infinita de la literatura en todas sus expresiones llega a las mayorías mediante un ejercicio supremo de la libertad que denota la plenitud del ser en el reconocimiento del otro humano.


Sahily Tabares

 
Sahily Tabares