0
Publicado el 28 Marzo, 2019 por Prensa Latina en Cultura
 
 

Bienal de la Habana: la “Inmersión” de Rachel muy cerca del Malecón

Explica la autora que la pieza está hecha de cristal de seguridad laminado, espejo de seguridad laminado, estructura de acero inoxidable, hierro negro, tablero marino, y su exposición permitirá al público adentrarse en un objeto y entorno a través de los reflejos, luces y formas, mediante la interacción espectador-espacio
Bienal de la Habana: la “Inmersión” de Rachel muy cerca del Malecón.

Foto: prensa-latina.cu

Los jóvenes creadores cubanos trabajan hoy en diversos proyectos para visualizar las más diversas expresiones del arte contemporáneo durante la XIII Bienal de la Habana, prevista del 12 de abril al 12 de mayo de 2019.

Entre los exponentes de la nueva vanguardia está la artista cubana Rachel Valdés, quien ya brinda los últimos ajustes a la pieza Inmersión, la cual estará ubicada en una de las intersecciones del malecón habanero.

La obra se fundamenta en la idea de crear ambientes y puentes que extrapolen de la realidad y, a la vez, permitan profundizar en esta de una manera distinta, con diálogos visuales, distorsiones y cambios cromáticos de una escena.

Según indica su autora, Inmersión está hecha de cristal de seguridad laminado, espejo de seguridad laminado, estructura de acero inoxidable, hierro negro, tablero marino.

La exposición permitirá al público adentrarse en un objeto y entorno mediante los reflejos, luces y formas, de manera interactiva entre el espectador y el espacio.

De acuerdo con una solicitud del historiador de La Habana, Eusebio Leal, luego de la Bienal la muestra será un regalo por los 500 años de la Ciudad Maravilla y estará emplazado en el castillo de la Real Fuerza.

Valdés es una artista con experiencia en el mundo de las artes pláticas y su trabajo se ha enfocado en crear ambientes multidimensionales que pueden trasladar a otra versión de esta realidad.

Para estos utiliza diferentes medios de expresión artística, entre las que destacan la pintura y la fotografía, las cuales le permiten crear piezas intervenciones públicas e instalaciones de gran formato.

Su obra se ha mostrado en Estados Unidos, España, Francia y Portugal, y en anteriores ediciones de la Bienal con obras visiblemente atractivas y portadores de un diálogo visual y espiritual.

En 2012 exhibió la pieza Happily Ever After como parte del proyecto Detrás del muro, y en 2015 expuso Cubo azul, reflejo de la percepción del individuo sobre los espacios físico y mental, y su interrelación con un universo policromático, de luces y movimientos.

La presencia de Rachel Valdés en la venidera cita de las artes contemporáneas demuestra el protagonismo de los jóvenes artistas en el evento multitudinario que cada dos años asalta toda la ciudad. (Prensa Latina).


Prensa Latina

 
Prensa Latina