0
Publicado el 26 Junio, 2019 por Sahily Tabares en Cultura
 
 

La unidad de todas las fuerzas

Reflexiones sobre temas que abordará el IX Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba
La unidad de todas las fuerzas.
Con este IX Congreso, a sesionar el venidero fin de semana, será el cierre de un amplio proceso de debates y punto de partida para una nueva etapa de trabajo de la Uneac. (Foto: uneac.org.cu).

Por SAHILY TABARES

En la Mayor de las Antillas, la cultura artística y literaria ha ido forjando las imágenes en las cuales reconocemos el quehacer de la tradición y la contemporaneidad. Estas imágenes se renuevan durante el transcurso de la vida, por eso son indispensables el conocimiento, la praxis y el hábito de estar en contacto con las diferentes manifestaciones de la creación.

Estos temas han sido objeto de análisis por los miembros de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba durante las reuniones efectuadas en todo el país desde 2018 en la preparación del noveno congreso de la organización a celebrarse del 28 al 30 de junio.

El cónclave será el cierre de un amplio proceso de debates y punto de partida para una nueva etapa de trabajo de la Uneac.

Dada la complejidad del panorama mediático, los participantes en la Comisión Cultura, Medios y Redes Sociales han reclamado el ejercicio de la crítica y la apremiante necesidad de propiciar más opciones para la legitimación de los verdaderos valores artísticos y literarios.

¿Qué ocurre en el ciberespacio? La fuerza innovadora y de impacto social que marcan las nuevas tecnologías de la información y la comunicación constituye un reto para los medios tradicionales: la Radio y la TV.

En sintonía con estas exigencias, las emisoras adaptan su programación y sus lenguajes a los nuevos tiempos de internet en la perspectiva de la multimedialidad.

De igual modo, la preservación del patrimonio atesorado por los medios de comunicación audiovisuales nutre los archivos históricos, memoria viva de la nación.

No perdamos de vista, todo acercamiento a la cultura se hace desde un sujeto creador que vive en el mundo de la contemporaneidad, contribuye a su formación y enriquecimiento espiritual.

¿Todos somos conscientes de que nuestra más autóctona vocación radica en la integralidad cognoscitiva? No siempre, por eso es preciso reflexionar en el vínculo entre vida y cultura, en la obra de quienes con su talento y su arte han hecho de la cultura cubana un monumento de la identidad nacional.

Escritores, artistas e intelectuales son conscientes que la unidad de todas las fuerzas: creadores, instituciones, directivos, continúa siendo la estrategia fundamental de la Revolución Cubana. Pero unidad no equivale a homogeneidad de pensamiento, sino a la concertación de puntos de vista diferentes, a la defensa de una sociedad mejor, basada en la independencia y la justicia social como es la Cuba de hoy.


Sahily Tabares

 
Sahily Tabares