0
Publicado el 27 Julio, 2019 por ACN en Cultura
 
 

Cuartel Moncada, testigo de la audaz acción del 26 de julio

Transformado en Ciudad Escolar el 28 de enero de 1960 para cumplir la sentencia martiana de que “Hombres recogerá quien siembre escuelas”, atesora un museo abierto hace 52 años y 7 salas que cuentan la historia de la última etapa de luchas hasta el triunfo del Primero de Enero
Cuartel Moncada, testigo de la audaz acción del 26 de julio.
Paisaje de la ciudad de Santiago de Cuba, donde se observa el antiguo cuartel Moncada, actual Ciudad Escolar 26 de Julio, en las intersecciones de las calle Avenida de los Libertadores y el Paseo de Martí.

Por MARLENE MONTOYA MAZA

Fotos: MIGUEL RUBIERA JÚSTIZ

Visitar el antiguo cuartel Moncada, en la ciudad de Santiago de Cuba, constituye un privilegio al pisar el escenario del audaz asalto el 26 de julio de 1953 por jóvenes revolucionarios encabezados por Fidel Castro Ruz.

Transformado en Ciudad Escolar el 28 de enero de 1960 para cumplir la sentencia martiana de que “Hombres recogerá quien siembre escuelas”, atesora un museo abierto hace 52 años y 7 salas que cuentan la historia de la última etapa de luchas hasta el triunfo del Primero de Enero.

Cuartel Moncada, testigo de la audaz acción del 26 de julio.
El fusil que utilizara Fidel Castro para asaltar en cuartel Moncada se exhibe a los que acuden al Museo 26 de julio.

Mucho que contar tiene la otrora fortaleza, cuyo origen se remonta al gobierno de Miguel Tacón, uno de los más despóticos que sufrió la Cuba colonial en la primera mitad del siglo XIX.

Inicialmente se llamó cuartel Nuevo Presidio, después Reina Mercedes y en la República Mediatizada tomó el nombre del General del Ejército Libertador Guillermón Moncada, quien guardó prisión en sus calabozos y enfermó por esa causa de los pulmones.

Un incendio lo destruyó parcialmente en 1937 y con su reconstrucción se levantaron muros y garitas tras los cuales ocurrieron torturas y crímenes, agudizados a partir del golpe de estado que protagonizara el dictador Fulgencio Batista  el 10 de marzo de 1952.

Luego del asalto el 26 de julio numerosos combatientes fueron asesinados brutalmente en su interior, o al ser detenidos en diferentes puntos de la ciudad tras una feroz persecución.

Entre ellos estuvo José Luis Tassende, quien fue fotografiado herido en el Hospital Militar y más tarde apareció en la lista de los muertos en combate.

Cuartel Moncada, testigo de la audaz acción del 26 de julio.
Antiguo Cuartel Moncada, actual Ciudad Escolar 26 de Julio, visto desde la calle Trinidad en el área monumental 26 de Julio, en Santiago de Cuba.

Con el Triunfo de la Revolución quedó atrás ese triste escenario, iluminado desde entonces por la sonrisa de miles de niños y niñas.

Las diferentes escuelas de la Ciudad Escolar 26 de Julio llevan el nombre de mártires de esa epopeya, como una manera de honrar a aquellos que dieron su vida por la sociedad que hoy disfrutan maestros y alumnos.

A ellos les llena de inmenso regocijo y orgullo estar en ese plantel, patrimonio histórico del pueblo cubano. (ACN).

Cuartel Moncada, testigo de la audaz acción del 26 de julio.
Esta es laimagen que identifica al escenario de la geste del 26 de julio de 1953.
Cuartel Moncada, testigo de la audaz acción del 26 de julio.
Réplica del Yate Granma se muestra a los visitantes que acuden al Museo 26 situado junto a la posta 3 del antiguo cuartel Moncada.
Cuartel Moncada, testigo de la audaz acción del 26 de julio.
El cuartel Moncada fue transformado en Ciudad Escolar 26 de Julio el 28 de enero de 1960 para cumplir la sentencia martiana de que Hombres recogerá quien siembre escuelas.
Cuartel Moncada, testigo de la audaz acción del 26 de julio.
La Historia, además de recordanos siempre quiénes somos, es capaz de motivar bellas obras de arte.
Cuartel Moncada, testigo de la audaz acción del 26 de julio.
Visitar el antiguo cuartel Moncada en la ciudad de Santiago de Cuba constituye un privilegio.

ACN

 
ACN