0
Publicado el 6 Julio, 2019 por Irene Izquierdo en Cultura
 
 

Ellos aman a Martí

En el Memorial que lleva el nombre del Héroe Nacional cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los consejos de Estado y de Ministros, entregó la distinción Por la Cultura Cubana a tres investigadores y una institución, promotores de la vida y obra del Héroe Nacional. Otros seis merecieron La Utilidad de la Virtud y 14, el reconocimiento Honrar, honra
Ellos aman a Martí.

Por IRENE IZQUIERDO

Fotos: EDUARDO LEYVA

Con los nervios “a más no poder, por la emoción”, como decimos en buen cubano, Noralis Palomo Díaz, Jorge Juan Lozano Ros, Mayra Beatriz Martínez Díaz y Yusuam Palacios Ortega concurrieron a ese templo sagrado que es el Memorial José Martí, en la Plaza de la Revolución. Los tres primeros, como personalidades; el cuarto, en su condición de director del Museo-escuela Fragua Martiana.

 Procedentes de distintos puntos de la geografía habanera, o de mucho más allá, todos tienen un punto en común: sobresalen por su “trayectoria ejemplar en la promoción del ideario martiano”. Esa es la razón, por la cual el Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, los reverenció al imponerles la distinción por la Cultura Cuba, el más alto estímulo que otorga el Ministerio de Cultura de la República de Cuba a personas o instituciones por su destacada contribución o aporte al patrimonio de la cultura cubana y el arte.

Y de aquella mirada inmensamente clara y de su sonrisa de “¡felicidades!”, al colocar la condecoración, salía la gratitud eterna del Presidente hacia hombres y mujeres que han hecho de la promoción y la enseñanza del quehacer martiano –patrimonio de todos los cubanos-,  un sacerdocio.

Noralis, Jorge Juan, Mayra Beatriz y Yusuam sienten el regocijo, no de los que han llegado, sino de los que se ven compulsados a seguir hurgando, descubriendo…, amando a Martí.

Igual sucede a Bárbara Oliva Caraballo, Josep Trujillo Fonseca, Natalia Isabel Cabrera Delvalle –Universidad de Ciencias Médicas de La Habana-, María Cristina Soto Sordo, Silvio Platero – Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos – y a Darianna Acuña –Movimiento Juvenil Martiano-, quienes de manera personal o en representación de sus respectivas instituciones, recibieron los certificados acreditativos de La Utilidad de la Virtud.

Este reconocimiento, igual de Honrar, Honra, están inspirados en las ideas y pensamientos del más universal de los cubanos,  y son otorgados por la Sociedad Cultural “José Martí” a destacados profesionales y colectivos distinguido por su trayectoria ejemplar en la promoción del ideario martiano.

Ellos aman a Martí.
La ceremonia estuvo acompañada por el exquisito arte del Coro Nacional de Cuba, bajo la dirección de la maestra Digna Guerra.

 La lista de Honrar, Honra es un poco más extensa, pero merecen ser igualmente conocidos:  Natasha Reyes Díaz,  presidenta de la Junta Martiana del Municipio de La Lisa y del Club “Carlos Manuel de Céspedes”;  Miguel Ángel Velis Díaz, profesor de la Facultad de Enfermería “Lidia Doce” y presidente del Club Martiano “Raúl Gómez García”; Arquelia Ramona Hernández Silva, cátedra Universitaria del Adulto Mayor “Raúl Ferrer Pérez”, municipio de Diez de Octubre,  Diodelis Hidelisa Delgado Machado, Directora del Museo Casa Natal José Martí.

Proceden de  provincia Mayabeque: Mileydis Vispo Pérez,  presidenta del Consejo Municipal de Jaruco; María de los Ángeles Roche, de la Escuela Primaria “Camilo Cienfuegos Gorriarán” de San José, recibió el diploma del Club Martiano “Bebé y el Señor Don Pomposo”, igual que  Milagros Salazar Díaz, de la Escuela Primaria “Víctor Orlando” en San José, en el caso del Club Martiano “Yo tengo más que un leopardo”; Sonia Díaz Henríquez, presidenta del Club Patriótico “Seguidores del Maestro”, del Centro Universitario Municipal de Güines; Gladis Hernández Horta, municipio Nueva Paz,  Proyecto “Guardianes del Medio Ambiente”

Por Artemisa: Dianelis Martínez Díaz, presidenta de la Cátedra Martiana de la Escuela “Menelao Mora”, de San Cristóbal; Oscar González Sarduy, fundador del Club Martiano “Ismaelillo”, de la Casa de Abuelos del municipio San Cristóbal; Mileydis Hernández León, presidenta del Consejo Municipal Martiano del municipio Güira de Melena;  Rolando García Blanco, Historiador de la ciudad de Artemisa y miembro de su Junta Provincial, y María del Carmen Díaz Jacinto, presidenta del Club Martiano de la Escuela de Oficios del municipio de San Cristóbal

Junto a las fuertes emociones que significa siempre reconocer la virtud del corazón, como invocara el Maestro, la ceremonia estuvo acompañada de la exquisita actuación del Coro Nacional de Cuba, dirigido por la maestra Digna Guerra.

Fue una tarde deliciosa, en la que un importante grupo de cubanos acudieron al Memorial, por amor a Martí, a Fidel y a la Revolución: a la Patria.

Ellos aman a Martí
Abel Prieto Jiménez, Director de la Oficina del Programa Martiano y Presidente de la Sociedad José Martí, entregó el reconocimiento La Utilidad de la Virtud.

Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo