0
Publicado el 23 Agosto, 2019 por ACN en Cultura
 
 

CARNAVAL: apoteosis de luz y color (+ fotos)

CARNAVAL: apoteosis de luz y color.

Por SAYLÍN HERNÁNDEZ TORRES

Fotos: LEYVA BENÍTEZ

A ritmo de conga cubana salieron las primeras carrozas y comparsas, farolas y faroleros, bailarines y bailadores. Los habituales fuegos artificiales y el desfile por todo Malecón sentenciaban que la lluvia no detendría un día más la mayor festividad popular de la capital.

Lentejuelas y telas de brillantes colores, luces, pantallas y todo el aparataje tecnológico que impone la contemporaneidad, engalanaban la escena y, con ella, quedaba embellecida y luminosa esta maravillosa ciudad, lista para celebrar sus ya próximos 500 años de existencia.

Niños, jóvenes, adultos y ancianos vibraban desde las gradas, y aun más allá, al ver pasar los fastuosos decorados de las carrozas, la caravana de los cada vez más cubanos “carros americanos”, llevando en ellos a acicalados personajes. Se bailaba a la par de los pegajosos ritmos de esta Isla, preservados en el corazón y la sangre de sus habitantes. Junto a las comparsas tradicionales, marcaban el paso de conga la de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y la del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Construcción.

CARNAVAL: apoteosis de luz y color.

Emblemáticas agrupaciones se dieron cita en este jolgorio a lo grande, el cual se hizo también eco de las celebraciones por otros tres aniversarios: los 60 años de los míticos Guaracheros de Regla, los 30 del Centro Provincial del Carnaval de La Habana, y el centenario del natalicio de nuestro genial Sonero Mayor, Benny Moré.

El afamado Cabaret Tropicana, el contemporáneo Ballet Revolution y una debutante en estos menesteres, Ópera de la Calle, formaron parte del elenco que animó las veladas, junto a una representación de las célebres parrandas de Remedios y de Bejucal.

La cercanía al mar y el aroma de las amplias ofertas gastronómicas –estatales y de cuentapropistas– complementaron el toque de cubanía de estos festejos, que reflejan la idiosincrasia y costumbres vinculadas al baile y la danza dentro de nuestra cultura.

Desde la calle 19 hasta Marina se desarrolló el evento, con puntos destacados en el trayecto, como la Fuente de la Juventud, en 1ª y Paseo, y la ladera del Hotel Nacional de Cuba, donde centros de la Empresa de Promociones Artísticas y Literarias Artex S.A., ofrecieron una programación de lujo con destacadas orquestas del panorama contemporáneo de la música bailable. Entre ellas figuraron las populares Charanga Latina y Maykel Dinza, Rumbatá y NG la Banda, las cuales animaron a los espectadores con sus pegajosos temas.

CARNAVAL: apoteosis de luz y color.

Aún están por llegar las jornadas finales, para las cuales se anunciaron las actuaciones de proyectos como Timbalaye y su Ruta de la Rumba, con propuestas venidas desde Veracruz, ciudad mexicana que igualmente llega en 2019 a su medio milenio de fundada. Asimismo, se espera el carnaval infantil, amenizado por unas 20 comparsas y la compañía La Colmenita. Buen cierre para una fiesta cuyo preámbulo fue, a inicios de agosto, un carnaval acuático, indicio de que esta sería una celebración por todo lo alto, porque La Habana así lo merece.


ACN

 
ACN