0
Publicado el 3 Agosto, 2019 por Prensa Latina en Cultura
 
 

El Museo de Cera de Bayamo

Resulta la cosecha de una familia de artistas de la localidad de Guisa, quienes comenzaron con reproducciones de aves y reptiles cubanos y luego debutaron con figuras policromadas de cera de personajes populares de la región

prensa-latina.cu

Por Orlando Oramas León
Fotos: Vladimir Molina

El Museo de Cera de Bayamo, en la oriental provincia de Granma, es el único de su tipo en Cuba y se ubica en el bulevar (calle General García) de esta ciudad monumento, cuna de la nacionalidad.

Resulta la cosecha de una familia de artistas de la localidad de Guisa, quienes comenzaron con reproducciones de aves y reptiles cubanos y luego debutaron con figuras policromadas de cera de personajes populares de la región como Rita la Caimana, singular mujer a la que el dúo los compadres, que integró Compay Segundo, inmortalizó con una popular canción.

Precisamente la escultura del creador del Chan Chan, guitarra en mano, es uno de los moradores más populares del Museo, donde se ubica junto a Polo Montañez, quien falleció prematuramente en un accidente automovilístico en la cresta de la fama tras su CD ‘Guajiro Natural’.

Para el visitante el primer encuentro es con el colombiano Gabriel García Márquez, quien no cumple aquí 100 años de soledad pues tiene buena compañía. El Gabo, vestido de blanco, aparece sentado al igual que lo hace el estadounidense Ernest Hemingway, ambos galardonados con el Nobel de Literatura.

Bola de Nieve al piano y le acompaña esa otra gloria de la música cubana, Rita Montaner. Cerca de ellos el poeta nacional, Nicolás Guillén, quien mira a Faustino Oramas, alias El Guayabero, cantante, tresero y compositor que deleitó a cubanos y foráneos con sus tonadas de doble sentido.

A un lado de Oramas, también a la guitarra, Carlos Puebla, manzanillero, parece entonar aquello de ‘Se acabó la diversión, llegó el Comandante y mandó a parar’. No por gusto fue conocido como el Cantor de la Revolución Cubana.

Destacan en el recinto el multicampeón mundial y olímpico de los pesos pesados Teófilo Stevenson y otro campeón de la música popular, Benny Moré, el ‘Bárbaro del Ritmo’, enfundado en su traje de patas anchas y bastón en mano, en pose de su conocido pasillo.

El Museo de Cera tiene también un alto contenido patriótico. Allí de pie, mano en ristre, aparece Carlos Manuel de Céspedes, bayamés y Padre de la Patria. A su lado, sentado en un buró y la vista al frente, José Martí, el Héroe Nacional.

‘Me desordeno amor, me desordeno’, se oye en el altavoz pues se inaugura la imagen de Carilda Oliver, la carismática poetisa matancera, Premio Nacional de Literatura, cuyos versos acompañaron amores en la isla y allende otros mares.

El Museo de Cera de Bayamo


Prensa Latina

 
Prensa Latina