0
Publicado el 27 Agosto, 2019 por Prensa Latina en Cultura
 
 

Gana la cubana Karla Suárez Premio de Cuento Julio Cortázar en su edición 18

Graduada de ingeniería electrónica, la escritora acumula 18 años de experiencia. Recibió la beca de creación Razón de Ser, de la Fundación Alejo Carpentier de La Habana, obtuvo en España el Premio Lengua de Trapo por su primera novela titulada Silencios, y ha merecido varias becas de creación literaria en Francia
Gana la cubana Karla Suárez Premio de Cuento Julio Cortázar en su edición 18.
Foto: prensa-latina.cu

Por la excelencia de la urdimbre narrativa y el singular tratamiento de un conflicto humano, la escritora cubana Karla Suárez recibió el Premio Iberoamericano de Cuento Julio Cortázar 2019, en la edición 18 del certamen literario.

El enfrentamiento de sus personajes en un problema al parecer insoluble, El pañuelo, sedujo al jurado compuesto por valiosos escritores como el argentino Roberto Ferro y los cubanos Alberto Marrero y Julio Travieso, que decidieron entregar de forma unánime dicho reconocimiento en su edición XVIII.

La narradora con 18 años de experiencia, es graduada de ingeniería electrónica y como escritora recibió la beca de creación Razón de Ser, de la Fundación Alejo Carpentier de La Habana, obtuvo en España el Premio Lengua de Trapo por su primera novela titulada Silencios, ha recibido varias becas de creación literaria en Francia.

Seleccionada en 2007 entre los 39 escritores más representativos de América Latina menores de 39 años, Suárez posee una obra prolífica, sus textos han sido traducidos a varios idiomas y sus cuentos figuran en antologías y revistas publicadas en Reino Unido, Estados Unidos, Finlandia, Islandia, Polonia, Francia, Italia, España y Cuba.

En la sala Federico García Lorca del Centro Cultural Dulce María Loynaz, de La Habana, fueron reconocidos también varios escritores participantes del certamen como el argentino Federico Bianchini, quien obtuvo la Primera mención por la obra La Fecha, la cual muestra una lograda estructura de la trama y un hábil manejo de la voz narrativa.

Entre las más de 300 obras literarias evaluadas por el jurado, resaltaron además los textos Hambre, de Daniel Averanga, de Bolivia; Los niños diferentes, del cubano Yunier Riquenes, e Il ballo del mattone, de María Marta Ochoa de Argentina.

El certamen, devenido en uno de los espacios de valoración y creación literaria de mayor reconocimiento a nivel internacional fue creado por la intelectual lituana Ugné Karvelis con el objetivo de estimular anualmente a los narradores de todo el mundo que escriben en lengua castellana.

Auspician el encuentro el Instituto Cubano del Libro, la Casa de las Américas y la Unión de escritores y Artistas de Cuba, en colaboración con el Ministerio de Cultura de la República Argentina y la Fundación Alia. (Prensa Latina).


Prensa Latina

 
Prensa Latina