1
Publicado el 5 Agosto, 2019 por ACN en Cultura
 
 

Gran acogida de público en La Habana para la “Llamada”, de Acosta Danza

El histrionismo de los intérpretes de la ya prestigiosa agrupación, fue puesta a prueba en esta dramática pieza, que constituyó de principio a fin un grito por aquellos que callan acerca de su sexualidad o de sus creencias, por temor a las incomprensiones de una sociedad que aún no acepta a todos por quienes son
Gran acogida de público en La Habana para la “Llamada”, de Acosta Danza.
Foto: ARIEL LEY ROYERO/ACN

Por SAYLÍN HERNÁNDEZ TORRES

Con gran acogida de público la joven y reconocida compañía Acosta Danza, presentó este fin de semana, en calidad de estreno mundial la obra Llamada, una coreografía del español Goyo Montero que invita a la reflexión sobre esas inquietudes internas que no siempre somos capaces de exteriorizar.

El histrionismo de los intérpretes de la ya prestigiosa agrupación, fue puesta a prueba en esta dramática pieza, que constituyó de principio a fin un grito por aquellos que callan acerca de su sexualidad o de sus creencias, por temor a las incomprensiones de una sociedad que aún no acepta a todos por quienes son.

El acertado acompañamiento musical del compositor alemán Owen Belton y los melancólicos tonos de los cantaores españoles Miguel Poveda y Rosalía, sobre el poema Oda a Walt Whitman de Federico García Lorca y el tema Si tú supieras, compañero, respectivamente, aportaron a la obra la pena y la tragedia propias del flamenco.

Sin dudas, una elección certera para cerrar las funciones de este viernes, sábado y domingo en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba fue esta pieza Llamada, a través de la cual la compañía fundada en 2015 por el destacado bailarín cubano Carlos Acosta demostró una vez más su valía.

Esta XII temporada de la agrupación incluyó la reposición de Imponderable, otra efectiva colaboración de Montero y Belton sobre canciones de Silvio Rodríguez, donde la música y un espectacular diseño de luces ponen sobre el escenario cuestiones de nuestra realidad más inmediata.

Es así que una lectura optimista se podría obtener de esta obra, creada para nueve bailarines (cuatro mujeres y cinco hombres) y donde se reflexiona desde el propio título, sobre aquello que no se puede medir o pesar, a la vez que muestra la capacidad de esta Isla para ser consecuente con el destino elegido.

Completó la temporada Twelve, del coreógrafo español Jorge Crecis, pieza musicalizada por el napolitano Vincenzo Lamagna que se transporta del deporte a la danza a través de posiciones matemáticas y gráficas que miden la versatilidad y condición física de sus 12 intérpretes, en complejos pasos que invitan al riesgo en la búsqueda del éxito.

Acosta Danza tuvo su debut el 8 de abril de 2016 en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso y desde entonces ha destacado en la escena cubana con una obra que representa los conceptos más contemporáneos de la danza y el ballet, de la mano de afamados coreógrafos de diversas nacionalidades. (ACN).


ACN

 
ACN