0
Publicado el 12 Agosto, 2019 por Sahily Tabares en Cultura
 
 

TIMBA: del alma a los pies

Relegada a planos secundarios durante años nuestra música popular bailable merece ser pensada, bajo la evocación del fundador de los Van Van
Del alma a los pies.
Transmitió ideas y energía creativa a la emblemática orquesta.

Por SAHILY TABARES

Fotos: LEYVA BENÍTEZ

¡¿Quién no se ha movido al ritmo de songos, guarachas, sones?! Al seguir el tono picaresco de estos y otros géneros, ¿cada ejecutante repite los estribillos?, ¿se disfrutan al unísono textos, sonoridades, ritmos? El Festival Internacional de la Timba abrió cauce a la reflexión en instituciones habaneras, donde se rindió homenaje al maestro Juan Formell (1942-2014).

Compositor y bajista, él enriqueció notablemente, desde los años 60, la música popular bailable. Fundó en 1969 la orquesta los Van Van, creó el songo, al cual sumó el impulso renovador de José Luis Quintana, Changuito, quien amplió el set percusivo. Nuevas posibilidades expresivas aportó Formell a la riqueza del son cubano, y de forma magistral recreó el concepto timbero en un tema emblemático que dio título al disco Esto te pone la cabeza mala (Caribe Productions) y en cuya letra versifica: Timba con rumba y rock/ Mambo con conga y pop/ Salsa con Mozambique/ Y clave de guaguancó / (Cumbia y congas con swing/Songo con samba y beat / Merengue con bomba y son/ Y clave de guaguancó. Así reveló el legendario músico raigambres que dieron vida a frondosos árboles en un amplio repertorio.

Del alma a los pies.
Con talento y magisterio, Juan Formell renovó la música popular cubana.

Ser humano sensible, modesto, buen padre; lo atestiguaron en la sala Juan Formell, del Centro Cultural El Sauce, sus hijos: Elisa, Vanesa, Juan Carlos y Samuel, actual director de los Van Van. Contaron anécdotas, vivencias, ideas, que Formell les prodigó desde edades tempranas. “Su música brotaba de la profundidad del alma popular”, dijeron. Imposible olvidarlo junto a su guitarra, inspirado, pendiente de mantener la unidad familiar, y de lo que escuchaba en las conversaciones comunes, para convertirlo en canciones y montunos.

Durante las dos jornadas se sintió la ausencia de los actuales miembros de la orquesta. De igual modo extrañamos a César Pupy Pedroso, Pedrito Calvo, José Luis Cortés, líder de NG La Banda, uno de los nombres más polémicos en la creación timbera. Sus testimonios hubiesen completado el recuento que acercó la entrañable valía de una reconocida personalidad en los ámbitos nacional e internacional.

Sin duda, el tributo demandaba mayor participación de los públicos. Sobre todo porque el popular intérprete mantuvo el oído pegado al barrio para trasladar la idiosincrasia popular a sus temas.

En cierta ocasión, comentó en una exclusiva dada a BOHEMIA: “La inspiración baja de pronto, hay que aprovecharla. Soy un buen observador de gestos, frases, palabras, todo sirve al escribir una historia y el montuno. Para mí, lo esencial es que el bailador se conmueva”.

Saberes infinitos

Del alma a los pies.
El trío de cañas Khronos, premiado en el concurso que rindió homenaje a Formell.

Por doquier hacen mover los pies piezas inolvidables: Yuya Martínez, Sandunguera, Yo soy tu luz, Por encima del nivel…,  el disfrute suele ocurrir en fiestas privadas, colectivas, lugares públicos, o al oír transmisiones radiales. ¿Cómo explicarlo? Quizá porque en el imaginario de los cubanos y las cubanas siguen vigentes las composiciones de Formell, quien renovó los ambientes sonoro y rítmico de la nación, con inteligencia, responsabilidad, ingenio, respeto.

En consecuencia, motiva investigaciones de expertos en el Centro de Desarrollo de la Música Cubana (Cidmuc). Neris González Bello, musicóloga, y Liliana Casanella Cué, filóloga, analizan textos, géneros, la trascendencia de la timba cubana en el escenario musical de nuestro país. Según expresa esta última en acuciosos ensayos: “Desde lo temático, la lírica bailable resulta tan ingeniosa que podría contribuir a la recapitulación de buena parte del devenir del país, en los últimos años, por las constantes y certeras alusiones al entorno sociocultural que se manifiestan tanto en el cuerpo de los números como en las improvisaciones. Campañas educativas y sociales, personajes de telenovelas y spots televisivos, proyectos arquitectónicos de la Isla, hallan resonancia en los textos de marras, así como los principales valores espirituales promovidos o criticados en estos”.

Del alma a los pies.
El pianista César Pupy Pedroso fue un valioso Van Van.

Convincente es la obra del artífice de los Van Van. Hay que estudiarla detenidamente, con este propósito fue creada la Cátedra Juan Formell en el Instituto Superior de Arte, donde se convocó el primer Concurso de Música Popular Habana Sí. De los premiados formó parte el trío de cañas Khrono, dirigido por la joven profesora Analiett Presno Rodríguez. En su opinión, “constituyó un atractivo desafío llevar a la Suite versiones de piezas concebidas por el maestro. En la academia no se enseña cómo hacer la música popular, debe fomentarse el aprendizaje en la práctica”.

Transmitir los conocimientos sobre ese rico y complejo universo sonoro exige una formación sólida y profesional en la enseñanza artística. Existen talentos con alto nivel para realizarlo y actualizar los programas de modo que respondan al desarrollo permanente de la cultura.

El maestro Juan Formell deviene referente indispensable para analizar las cualidades del liderazgo al frente de una agrupación musical, aprehender el empeño de llevar la música popular del alma a los pies y gozar plenamente de lo nuestro renovado por muchos de sus seguidores. Sin duda, urge dar a conocer todas sus virtudes a las actuales y futuras generaciones de músicos, al pueblo que no lo olvida.

Del alma a los pies.
Los hijos destacaron su afecto y preocupación por la unidad de la familia.

Sahily Tabares

 
Sahily Tabares