1
Publicado el 7 Septiembre, 2019 por ACN en Cultura
 
 

Maravilla frente al mar

Cuenta con seis vistosas cúpulas, dos laminadas en oro (la mayor y la menor) y cuatro en bronce, las cuales están coronadas por cuatro cruces de oro sólido. La escalera de acceso fue construida con granito y se dice que es la segunda más grande entre las construidas fuera de Rusia, solo antecedida por una en Israel
Maravilla frente al mar.
Foto: es.rbth.com

Por MARILEY GARCÍA QUINTANA

Frente a las aguas de la Bahía habanera, en la Avenida del Puerto, se alza desde el año 2008 la Iglesia Ortodoxa rusa, una construcción que en todo su esplendor recrea a la perfección el estilo bizantino típico de este tipo de edificaciones.

Cuenta con seis vistosas cúpulas, dos laminadas en oro (la mayor y la menor) y cuatro en bronce, las cuales están coronadas por cuatro cruces de oro sólido. La escalera de acceso fue construida con granito y se dice que es la segunda más grande entre las construidas fuera de Rusia, solo antecedida por una en Israel.

El sitio web de Radio Ciudad de La Habana, explica que está dividida en 11 áreas fundamentales: la morada del Arcipreste; el salón de reuniones; la Pila Bautismal, un área técnica; la Basílica; la Diócesis con un bloque habitacional; el mirador, la cocina, biblioteca, baños públicos y una tienda de utensilios religiosos.

Por maestros pintores y escultores fue construido, en el monasterio de la Trinidad y San Sergio en Rusia, el iconostasio o altar interior de oro.

Las paredes poco a poco se adornaron con murales, como indica la tradición bizantina.

Este templo se ha convertido en un espacio de visita obligatoria para muchos miembros de la comunidad rusa residentes en Cuba y para aquellos que llegan a nuestro país desde diferentes ciudades de Rusia.

Hoy, constituye una magnífica obra de arte que se distingue incluso desde la distancia, a orillas del cálido mar Caribe, siendo un atractivo casi imprescindible para aquellos que llegan a la parte antigua de la capital cubana.  (ACN).


ACN

 
ACN