0
Publicado el 19 Octubre, 2019 por ACN en Cultura
 
 

Alicia es parte de nosotros, Viengsay Valdés

En lo primero que hay que pensar ahora es en la continuidad, en cómo vamos a mantener toda su obra artística, todo ese gran legado que nos deja, y sobretodo perpetuar aún más por tradición, lo que nos corresponde, que es defender todo su ideario, su visión, su manera de ver y concebir, dijo
Alicia es parte de nosotros, Viengsay Valdés.

Foto: radiorebelde.cu

Por SAYLÍN HERNÁNDEZ TORRES

Alicia es parte de nosotros, está en cada uno de nosotros, declaró a la prensa hoy la primera bailarina y subdirectora artística del Ballet Nacional de Cuba (BNC), Viengsay Valdés, en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, durante la ceremonia de honras fúnebres dedicada a la prima ballerina assoluta.

En lo primero que hay que pensar ahora es en la continuidad, en cómo vamos a mantener toda su obra artística, todo ese gran legado que nos deja, y sobretodo perpetuar aún más por tradición, lo que nos corresponde, que es defender todo su ideario, su visión, su manera de ver y concebir, comentó.

El nombre de ella logró situarnos en un lugar tan alto en este mundo tan difícil que es el del ballet, que en muchos países es tan elitista y que ella llevó al pueblo, al nivel más popular, continuó la bailarina, una de las figuras más importantes y reconocidas en la actualidad del ballet cubano a nivel internacional.

“Toda Cuba conoce quién es Alicia Alonso, su obra, su escuela cubana de ballet, su creación, y qué mejor homenaje que seguir transmitiendo a las nuevas generaciones todo lo que hemos aprendido los que trabajamos directamente con ella y tuvimos esa posibilidad de estar cerca, de conocer sus pensamientos, y qué mejor ahora que continuar, esa es la palabra, continuación”.

Sobre su responsabilidad como subdirectora del BNC asegura que seguirá trabajando como hasta ahora, “manteniendo nuestra tradición clásica, nuestro repertorio. Es una gran responsabilidad y un compromiso aun mayor, hoy que ella no está.

“En este momento tan apremiante para mi vida profesional en que aún estoy activa como bailarina, no dejo de compartir esas vivencias que ella aportó”, sentenció.

La reacción del Ministerio de Cultura y la compañía de seguir con la función de ayer en el Teatro Sauto de Matanzas fue muy rápida y espontánea, y sobre todo en el sentido de que Alicia hubiera querido eso, continuó.

No tuvimos tiempo para llorar, entre el shock de la noticia y la responsabilidad que tenemos con otras provincias de Cuba, fue una función muy emotiva, y nosotros los bailarines y el público sentimos que fue  muy especial, aseguró la artista visiblemente emocionada. (ACN).


ACN

 
ACN