1
Publicado el 9 Enero, 2020 por Jeiddy Martinez Armas en Cultura
 
 

Marco Berger: miradas inclusivas al amor

Entrevista al director argentino, sobre el proceso de filmación de su largometraje presentado en La Habana
Marco Berger: miradas inclusivas al amor.

Marco Berger presentó en el Festival su sexto largometraje. (Foto: Prensa Latina).

Por JEIDDY MARTÍNEZ ARMAS

Un rubio es una película que sensibiliza. No es un filme más sobre la homosexualidad, desborda sentimiento y realismo al mostrar la manera en que dos personas pueden enamorarse. En escenas impactantes de ternura y sexo, el director logra que el público se ponga en el lugar de los protagonistas.

Sobre el proceso de filmación y qué ha significado para él recurrir a esta temática, Marco Berger (director de varias cintas, entre ellas Plan B, Hawaii y Ausente, esta última premiada en el Festival Internacional de Cine de Berlín, en 2011) ofreció en exclusiva declaraciones a BOHEMIA.

-¿Cuál ha sido su intención en esta cinta y en el resto de sus producciones?

-Tiene que ver con una idea muy personal del mundo, pues soy gay y desde que a los 18 años se lo confesé a mi familia sufrí mucho. Vivía en un universo al revés, porque todos esperaban que tuviera novia. Cuando logré ser cineasta mi vida se volcó a darles a los demás una mirada más solidaria sobre temas como la homosexualidad o cualquier tipo de discriminación.

-¿De qué manera construyó la trama de Un rubio?

-En el caso de este filme la tensión aumentaba debido a la prohibición inicial de los personajes de tener relaciones entre ellos por ser hombres, lo cual generó una tensión erótica muy grande en la historia; ya que el deseo estaba ahí, pero no lo podían concretar en la primera parte de la película, porque siempre estaban las mujeres y los amigos alrededor.

-¿Cómo fue el proceso de elección de los protagonistas?

-Gastón Re es amigo mío, desde una filmación anterior. El otro actor, Alfonso Barón, es bailarín y tiene un espectáculo muy conocido en Buenos Aires. Es magnético, atractivo para todos y pícaro, con una belleza que no es clásica. Apenas lo convoqué aceptó mi propuesta.

-¿Qué retos tuvieron durante la producción?

-Una película independiente como esta también es una fiesta. Éramos solo 10 personas en el rodaje. Filmamos en la casa de un amigo, la directora de arte construyó en la parte de arriba un departamento, con la ayuda nuestra. También fuimos los constructores de los muebles y otros elementos. El ambiente del rodaje fue muy tranquilo y amistoso, aunque con mucha exigencia a la hora de filmar.

Marco Berger: miradas inclusivas al amor.

Escena de Un rubio. (Foto: premiosebastiane.com).

-¿Fue muy difícil realizar las escenas eróticas?

-No, pues los actores, a pesar de ser ambos heterosexuales, tienen mente abierta. En la película estas escenas parecen largas, pero son situaciones de 20 o 30 segundos, luego de hacerlas uno se relajaba y volvía después a repetir la que hiciera falta.

-El filme muestra la manera en que el machismo afecta las relaciones íntimas entre hombres.

-A pesar de que en ciudades como Buenos Aires ser gay hoy no es un gran problema, en general en Argentina sigue siendo aún complicado, porque vivimos en un país todavía machista. El mundo realmente no ha cambiado, para eso falta mucho.

-¿Sus nuevos proyectos como director?

-Tengo una película que se estrena a principios de febrero de 2020. Se llama El Cazador, una propuesta diferente a lo que he hecho hasta ahora. Es un thriller psicológico y cuenta la historia de un chico reprimido, quien oculta su sexualidad a los padres. Es ahí justamente donde comienza a desarrollarse toda la trama.

“En junio debo estrenar un documental llamado El fulgor, sobre el homoerotismo en un pueblo, donde en la época de carnaval los hombres sacan su lado femenino, maquillándose y llenándose de plumas y lentejuelas. Estamos terminando el montaje.

“Y tengo otro guion escrito, estoy buscando  actores y productores. Yo hago un cine bastante universal y puedo filmar en cualquier parte del mundo”.


Jeiddy Martinez Armas

 
Jeiddy Martinez Armas