0
Publicado el 3 Enero, 2020 por Tania Chappi en Cultura
 
 

2019: PREMIOS Y RECONOCIMIENTOS

Mirada a vuelo de pájaro

Lo más relevante en el universo del patrimonio y del periodismo cultural en la Isla
Mirada a vuelo de pájaro.

En el Museo de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal recibió, de manos del rey Felipe VI, la Gran Cruz de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III. (Foto: eusebioleal.cu).

Por TANIA CHAPPI

Quizás el cubano más homenajeado en el año recién concluido haya sido el historiador de La Habana, Eusebio Leal Spengler. De la lista de lauros y agasajos resalta la Gran Cruz de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III, entregada a Leal en la propia villa de San Cristóbal por el rey de España Felipe VI. Además, el Estado italiano le adjudicó el Premio Rotondi.

Dos títulos de Doctor Honoris Causa le concedieron en Italia sendas entidades de altos estudios: la Pontificia Universidad Lateranense (con tal motivo el erudito preparó una Lectio Magistralis que versa acerca de “la evolución en siglos de la Iglesia Católica y Apostólica en Cuba desde el encuentro de dos mundos en 1492 hasta nuestros días”) y la Universidad de la Basilicata, en este caso por su empeño en la recuperación del centro histórico de La Habana, cuya estrategia resulta afín con el Doctorado de investigación en ciudades y paisajes, establecido en esa academia.

Defendiendo el patrimonio

Mirada a vuelo de pájaro.

El Cementerio de Santa Ifigenia, de Santiago de Cuba, resultó merecedor del Premio Nacional de Conservación. (Foto: YASSET LLERENA).

“Con la finalidad de estimular la protección y rescate de los Monumentos”, nuevamente se eligieron los premios nacionales de Conservación y Restauración, que otorga el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural. Lo obtuvieron, respectivamente, el santiaguero Cementerio de Santa Ifigenia (también premio especial de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba), y el habanero Palacio del Segundo Cabo.

En la primera de las dos categorías las menciones recayeron en los Canales de Madrazo, “por el cuidado y esmero de las acciones ejecutadas en una interesante obra de ingeniería asociada a la industria eléctrica”, y en el Museo de las Parrandas de Remedios; mientras en la segunda las conquistaron una vivienda privada de la calle 52 en Cienfuegos, la Sala de conciertos José Marín Varona (Camagüey) y el Museo Municipal de Jaruco.

Durante el acto oficial, celebrado en la Basílica Menor de San Francisco de Asís, el 18 de abril, Día Internacional de los Monumentos y Sitios, fueron reconocidos igualmente la escultora y ceramista Marta Arjona (una autoridad, apreciada mundialmente, en lo relativo a la salvaguarda de los valores patrimoniales) y, con caráter post mortem, el muy respetado geógrafo, espeleólogo y arqueólogo Antonio Núñez Jiménez.

Entre otras actividades realizadas en 2019 dentro del centro histórico habanero, para agasajar a profesionales sobresalientes en esas lides, estuvo la dedicada a Margarita Suárez, quien otrora dirigiera el Museo de Arte Colonial.

Mirada a vuelo de pájaro.Mirada a vuelo de pájaro.

Al ser declarada Patrimonio Cultural de la Nación, la obra del sabio Fernando Ortiz deberá tener en lo adelante mayor visibilidad. (Foto: granma.cu).

Patrimonio Cultural de la Nación fue declarada en julio, por el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural (CNPC), la obra del eminente intelectual don Fernando Ortiz, calificado de Tercer Descubridor de Cuba y quien, al decir del escritor y etnólogo Miguel Barnet, “fue el primero en desentrañar la compleja madeja de la idiosincrasia del cubano”.

Tal galardón implica que no solo la fundación consagrada al legado del sabio, sino también el Estado, e instituciones como la Biblioteca Nacional José Martí, el Instituto de Literatura y Lingüística, el Museo Nacional de la Música, la Casa de África, entre otras, se comprometen a preservarla y difundirla.

Similar reconocimiento fue conferido en octubre a la cocina cubana (lo recibió la Federación Culinaria de Cuba), luego de que la Comisión para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, del CNPC, tomara en cuenta su impronta en la identidad nacional.

De nuevo el Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello adjudicó los premios Memoria Viva (surgidos hace 25 años) a solistas y colectivos de artistas no profesionales, familias y personas que descuellan en mantener y promover la cultura popular tradicional cubana. Entre las decenas de seleccionados se encuentran la Sociedad Africana de los ararás de Perico (Matanzas), Adoración Hernández, artesana especializada en las esculturas de las carrozas utilizadas en las parrandas de Camajuaní (Villa Clara); la comparsa Los Guaracheritos del Caribe y los proyectos músico-danzarios Afro Bantú (Pinar del Río) y Realidad de un sueño (Guantánamo).

Mirada a vuelo de pájaro.

Los distinguidos en 2019 con el lauro José Antonio Fernández de Castro. (Foto: cubaperiodistas.cu)

Más allá de la noticia

Un Premio Especial por la obra de la vida otorgó el Ministerio de Cultura al narrador, ensayista, poeta, Miguel Barnet Lanza, cuyos textos periodísticos han visto la luz en diversas publicaciones del continente americano. Al mismo tiempo, el Premio de periodismo cultural José Antonio Fernández de Castro quedó esta vez en manos de Sahily Tabares Hernández, Frank Padrón Nodarse y Yuris Nórido Ruiz Cabrera.

 

Mirada a vuelo de pájaro.

Durante su visita a La Habana, la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, agradeció el apoyo de Cuba a esa organización. (Foto: eusebioleal.cu)

Colega nuestra en BOHEMIA, Sahily ha laborado durante tres décadas para la prensa escrita, radial y televisiva, aportándoles reseñas, comentarios, artículos y otros textos especializados. A Padrón lo conocen los lectores y televidentes, por sus críticas literarias, cinematográficas y sobre las artes escénicas. Yuris Nórido, aunque se destaca en especial como comentarista editorial en el Noticiero Cultural y en la revista Vitrales del canal Cubavisión Internacional, labora igualmente en otros medios de comunicación.

Por supuesto, lo destacado en 2019 en la esfera del periodismo y del patrimonio no se reduce a lo mencionado en las anteriores líneas; sinceramente lamentamos no poder desplegarlo aquí en toda su riqueza.

Mirada a vuelo de pájaro.

También la cocina cubana ha sido exaltada a la categoría de Patrimonio Cultural. (Foto: LEYVA BENÍTEZ).

 


Tania Chappi

 
Tania Chappi