0
Publicado el 25 Febrero, 2020 por Pastor Batista en Cultura
 
 

La décima cubana tiene seguro techo en Las Tunas (+ fotos)

La décima cubana tiene seguro techo en Las Tunas.

El Cornito, escenario principal de la Jornada Cucalambeana.

Texto y fotos PASTOR BATISTA VALDÉS

A 26 años del surgimiento de la Casa Iberoamericana de la Décima, en Las Tunas, posiblemente ningún habitante de la ciudad tenga la menor duda acerca del valor que para la cultura campesina cubana tiene esa institución allí.

Coadyuvar a una mejor organización del amplio programa que cada año distingue al mayor guateque criollo en Cuba (la Jornada Cucalambeana) fue una de las razones que sustentaron el nacimiento de dicha casa, aunque no el único.

La décima cubana tiene seguro techo en Las Tunas.

El Coloquio Iberoamericano, hurga en las raíces y proyecta nuevos frutos para la décima.

Como explica Leticia Fernández Sánchez, especialista principal, siempre el trabajo ha estado concebido mucho más allá de los días que abarca la suprema fiesta, para buscar la defensa que durante todo el año necesitan tradiciones campesinas, asociadas no solo a la décima improvisada o escrita y a la música que nace vestida con guayabera y sombrero de yarey, guitarra, tres, maracas y tumbadora, sino también a la pintura, la danza, los juegos criollos, la artesanía, las recetas de cocina…

No por casualidad los años más duros del llamado Período Especial acentuaron intensa actividad en torno a talleres donde niñas y niños de corta edad aprendían el arte del repentismo en la misma octosilábica métrica con que más de cien años atrás había dejado fecunda obra para la posteridad Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, conocido como El Cucalambé y considerado el mayor bardo bucólico cubano del siglo XIX.

Proyectos como los denominados Sueños verdes (simbiosis de décima y pintura), Los niños y El Cucalambé (en torno a la vida y obra del poeta), el espacio Decimarte (fusión de artes plásticas, décima y música) o el Café converso, como actividad caracterizadora insigne que suma ya 25 calendarios, son algunas de las opciones que la Casa pone en órbita social.

Para Ramón Batista López, fundador de la institución y director de ella, nada de lo que se promueve, organiza y realiza allí es secundario (peñas de la décima, canturías, concursos, jornadas de base en casi 300 puntos de la geografía tunera…) aun cuando eventos como la propia Cucalambeana o el Coloquio Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado saltan las fronteras de la provincia y del país.

La décima cubana tiene seguro techo en Las Tunas.

La Casa recibe, de forma asidua, visitantes cubanos y extranjeros.

Según explica Leticia, el trampolín para ese salto lo fijó el mismo año 1993, cuando Jesús Orta Ruiz, El Indio Naborí, sugirió insertar la Cucalambeana el Coloquio, durante años alternos; de manera que, atraídos por la décima, comenzaron a asistir estudiosos, amantes y cultores de ella, procedentes de España, México, Colombia, Argentina, Chile, Venezuela, Perú, Panamá y otros países.

Con apenas 15 trabajadores, la Casa mantiene, paralelamente, relaciones con el Centro Iberoamericano e instituciones homólogas o afines en las provincias de Pinar del Río, Mayabeque, Matanzas y Ciego de Ávila, además de fomentar la investigación acerca de asuntos de interés histórico y cultural desde el prisma de la décima y de las tradiciones campesinas.

Desde fecha tan temprana como esta, tienen lugar ya preparativos con vistas a la edición número 53 de la Cucalambeana, enmarcada en los días que preceden al 1ro de julio, natalicio de Juan Cristóbal Nápoles.

La práctica demuestra, año tras año, que el éxito de la Jornada depende mucho del grado de organización que logre el territorio. No puede, sin embargo, subestimarse el peso que también tiene el país, en términos de presupuesto, apoyo y participación para que las buenas intenciones de la convocatoria se concreten en acciones para insuflarles más vida a tradiciones que no son “endémicas” de Las Tunas, sino patrimonio de la cultura campesina que bulle bajo el seguro techo de todo el Archipiélago cubano.

La décima cubana tiene seguro techo en Las Tunas.

Los talleres de repentismo han sembrado la semilla en niños y niñas.

La décima cubana tiene seguro techo en Las Tunas.

Fiesta del campo, fiesta del pueblo.

La décima cubana tiene seguro techo en Las Tunas.

Lo mejor de la cultura campesina cubana converge cada año en Las Tunas.


Pastor Batista

 
Pastor Batista