1
Publicado el 27 Marzo, 2020 por Sahily Tabares en Cultura
 
 

Cubano raigal por siempre

Acercamiento al legado de Juan Padrón, figura imprescindible del dibujo animado, fallecido a los 73 años de edad
Cubano raigal por siempre.

Juan Padrón logró contribuciones trascendentes a la cultura cubana. (Foto: acn.cu).

Por SAHILY TABARES

Su nombre, y el de Elpidio Valdés, descuellan en la  cultura de la nación. Este personaje, insurrecto, mambí entrañable, es un símbolo para varias generaciones. El breve repaso a la fructífera vida de Juan Padrón, caricaturista, ilustrador, guionista, propicia reconocer la valía del cineasta que nos entregó acuciosas y bellas lecciones sobre la historia patria.

Imposible olvidar a Padrontico,  llamado así por familiares y amigos cercanos, pues supo recrear sabiamente el espíritu de lo cubano como valor identitario.

Cada individualidad artística lleva en sí aspiraciones, las cuales encauza mediante perspectivas disímiles. Este empeño fue una brújula en el acontecer de quien cautivó por la manera de abordar la historieta, el cine, las investigaciones, las aventuras escritas y fílmicas. A Padrón debemos El libro del mambí, muchas personas deben conservarlo en la biblioteca familiar, les sugiero volver sobre estas páginas plenas de conocimientos y disfrute. Tampoco se pueden olvidar sus animados didácticos Velocipedia, Aerodinámica, Las manos y la silla.

Cubano raigal por siempre

Elpidio Valdés, uno de sus personajes emblemáticos, forma parte de la vida de generaciones. (Foto: telepinar.cu).

Hombre sensible, culto, trabajador, cautivó a las mayorías sin estridencias, hizo gala de atributos imprescindibles: la sencillez, la humildad. En 1980 realizó para los adultos cortos de animación, que incluyeron series de chistes sin diálogos, inspiradas en duendes, vampiros y verdugos.

Fue galardonado con el Premio Nacional del Humor (2004) y el de Cine (2008), entre otros reconocimientos. No obstante, disfrutó, en particular, la risa de los niños, el respeto y el aplauso de públicos de diferentes edades. En cierta ocasión, comentó a BOHEMIA: “El cariño del pueblo tiene un valor significativo para mí. Nada lo sustituye”.

Juan Padrón, cubano raigal  por siempre, se despidió físicamente el pasado 24 de marzo, justo el día en que conmemoramos el aniversario 61 del Instituto Cubano del Arte y la Industria Cinematográficos (Icaic), donde creció como profesional y artista relevante. Nunca le diremos adiós. Vuelven a las pantallas Elpidio Valdés, María Silvia, Niña Mercedes… personajes auténticos, que permanecerán vívidos en las memorias fieles y las almas sensibles.


Sahily Tabares

 
Sahily Tabares