0
Publicado el 19 Marzo, 2020 por Pedro Antonio García en Cultura
 
 

Recuento de un año fundacional

Recuento de un año fundacional.

También podrán hallar los lectores un interesante fotorreportaje sobre la Caravana de la Libertad. (Foto: Oficina de Asuntos Históricos).

Por PEDRO ANTONIO GARCÍA

¿Comenzó realmente la política agresiva de los Estados Unidos hacia la Revolución Cubana con el encubierto Programa de Acción suscrito por Eisenhower en marzo de 1960? ¿Cómo devino el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) mecanismo estatal idóneo para materializar las medidas más radicales en la nueva Cuba que emergía en 1959? ¿Fue el trabajo voluntario convocado en el Caney de las Mercedes el primero realizado en nuestro país después del triunfo?

Las respuestas a esas interrogantes –y a otras–, las podrán hallar los lectores en el último número de Cinco Palmas, revista editada por la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado, que fuera presentada en el capítulo habanero de la Feria del Libro.

Elier Ramírez, un acucioso investigador sobre las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, se refiere a ellas en su artículo La historia bien contada, en el cual demuestra que desde los primeros meses de 1959 la CIA comenzó a proyectar los planes subversivos contra la Revolución. Con plena coincidencia, los historiadores Andrés Zaldívar y Pedro Etcheverry abordan en La genialidad de Fidel frente a traidores y trujillistas, el papel desempeñado por la agencia estadounidense y su Gobierno en esta conjura, que incluía una maniobra en el seno de la OEA para “oficializar” una intervención armada en la Isla.

En Reforma Agraria. La Revolución convertida en ley, Sissi Abay Díaz analiza esta medida, no solo la transformación de la estructura económica que generó, sino también la agudización de la lucha de clases provocada por su promulgación. Rolando Dávila se centra, con su artículo El INRA y la institucionalización de la Revolución Cubana, en el organismo que ejecutó esta legislación, el cual asumiría luego importantes tareas que le encomendara Fidel.

Recuento de un año fundacional

Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA

Desde abril de 1959 se estaban organizando en Cuba trabajos voluntarios, muchos de los cuales fueron reflejados en la prensa de la época. La movilización del 22 de noviembre de 1959, convocada por el Guerrillero Heroico para el Caney de las Mercedes, no es la primera cronológicamente, aunque como aclara Eugenio Suárez, en su artículo sobre el tema, “le dio mayor impulso a estas jornadas. Fue el Che, a partir de entonces, el que con la fuerza de su ejemplo lo extendió, defendió, argumentó y definió”.

En este número los lectores podrán hallar, además, un novedoso trabajo intitulado Apuntes para una historia de la milicia en Cuba, donde el investigador Ángel Jiménez expone que esa institución, “es decir, la organización del pueblo armado para defender sus fueros”, es en nuestro país tan antigua como la propia historia de la Isla, “determinada por las constantes agresiones de corsarios, piratas, aventureros, potencias europeas y el vecino del Norte”.

Además, en la presente edición se abordan la visita de Fidel a Caracas en enero de 1959 y la Caravana de la Libertad, esto último en un fotorreportaje.

El próximo número de la revista Cinco Palmas, de inminente aparición, tratará sobre 1960, un año complejo y definitorio.


Pedro Antonio García

 
Pedro Antonio García