0
Publicado el 24 Abril, 2020 por Jeiddy Martinez Armas en Cultura
 
 

Recorrido placentero desde casa

Recorrido placentero desde casa

Contrario a esta imagen cotidiana, actualmente los admiradores de La Gioconda solo pueden reverenciarla a distancia. (Foto: elespañol.com).

Por JEIDDY MARTÍNEZ ARMAS

Un silencio avasallador ocupa en estos momentos las salas del Louvre en Francia, El Prado en España, el Metropolitan Museum of Art (MET) en los Estados Unidos, o La Capilla Sixtina en el Palacio Apostólico del Vaticano, siempre llenas de turistas y nacionales, expectantes y emocionados por poder apreciar con sus propios ojos las obras de Da Vinci, Picasso, Goya, Pollock o Miguel Ángel.

Ante la imposibilidad de abrir sus puertas a la población, debido al azote de la COVID-19, sus directivos afrontaron la difícil tarea de buscar otra manera de mostrar sus colecciones. ¿Cómo hacerlo? Aprovechando la tecnología. Ahora el público interesado en los renombrados museos podrá recorrerlos mediante visitas virtuales a través de sus sitios web y siguiendo las publicaciones en las redes sociales de estos excelsos espacios culturales.

El Museo del Louvre, por ejemplo, ¿quién no ha soñado visitarlo? La mayoría, pues admiramos sus valores artísticos, históricos y patrimoniales. El edificio donde se encuentra ubicado fue construido originalmente como una fortaleza, a partir de 1190, pero en el siglo XVI se transformó en palacio real. Llegado el año 1682, el rey Luis XIV trasladó la residencia de la monarquía a Versalles y el Louvre se convirtió en la sede de varias academias de arte. Fue el 8 de noviembre de 1793 que abrió las puertas como museo por primera vez.

Una de sus principales atracciones es La Gioconda o Mona Lisa y su enigmática sonrisa. La perfecta técnica pictórica de Leonardo da Vinci ha impactado al público desde que esa obra fue expuesta allí a finales del XVIII. A pesar de su cierre temporal, por causa de la actual pandemia global, es posible observar cada detalle de la pintura más famosa del mundo, y de otro arsenal de cuadros y esculturas, a través de la página en Instagram @museelouvre y de la etiqueta #LouvreChezVous (Louvre en casa).

Opción similar brinda El Prado (fundado en 1819 y con un catálogo de miles de obras donadas por la realeza hispana). Hoy mismo, sin salir de su hogar, si accede al sitio https://www.museodelprado.es/coleccion, el usuario puede disfrutar de pinturas creadas por Goya, El Bosco, El Greco, Velázquez o Rafael.  Y en el perfil de Instagram @museoprado hallará videos en los que varios expertos comentan secretos de los cuadros más famosos, así como los trabajos de restauración que se realizan en esta institución.

Recorrido placentero desde casa.

El madrileño Museo del Prado es el uno de los más importantes del planeta. (Foto: elespañol.com).

De igual modo, la Capilla Sixtina, cuya bóveda fue decorada por Miguel Ángel con un conjunto de pinturas al fresco, entre 1508 y 1512, es accesible solo con dar  clic en el siguiente enlace: http://www.museivaticani.va/content/museivaticani/it/collezioni/catalogo-online.html

Por su parte, el Metropolitan, ubicado en la céntrica localidad de Manhattan, Nueva York, atesora más de dos millones de obras de arte de todo el mundo: desde tesoros de la antigüedad clásica, hasta obras de grandes artistas europeos y estadounidenses, como Tiziano, El Greco, Rafael, Picasso, Rembrandt o Pollock, entre muchos otros. Gracias a la iniciativa Met 360°, resulta posible ver cortos audiovisuales y las colecciones más importantes, así como icónicos espacios de esa institución. Una de las entradas es  https://www.metmuseum.org/art/online-features/met-360-project

Otros relevantes centros culturales, como la Galleria degli Uffizi en Florencia, Italia; la Acrópolis y el Partenón, en Atenas, Grecia; el Museo Británico de Londres​; el Museo de Frida Kahlo, en México; el Hermitage, en San Petersburgo, Rusia, por mencionar solo algunos, también mantienen sus puertas abiertas virtualmente.

Visitarlas sin movernos del hogar es, sin duda, una experiencia sorprendente, muy placentera, y sobre todo, segura.


Jeiddy Martinez Armas

 
Jeiddy Martinez Armas