1
Publicado el 12 Junio, 2020 por Jeiddy Martinez Armas en Cultura
 
 

AUDIOVISUALES

Deleite con el séptimo arte

Pensando en 3 D ha tenido una buena aceptación por el público desde el comienzo de su transmisión
Deleite con el séptimo arte.

Cada sábado la pantalla de Cubavisión desborda buena energía gracias a Yaremis Pérez y Raysel Cruz. (Foto: tvcubana.icrt.cu)

Por JEIDDY MARTÍNEZ ARMAS

Abundan los programas cinematográficos en nuestra televisión, pero este, dirigido por Ernesto Bosch Ramírez, resalta desde el año 2016 por su originalidad. Cada sábado en la tarde los espectadores quedan seducidos por la presentación, la música y el estilo desenfadado, ameno y carismático de sus conductores Yaremis Pérez y Raysel Cruz.

Su aspiración es contribuir a que los jóvenes adquieran una cultura cinematográfica, e insertar en ella también el cine cubano, expresó el director del espacio en el sitio web de la televisión cubana, en fecha previa al estreno.

El programa intenta que los televidentes se diviertan y debatan al mismo tiempo. Cada emisión incluye videoclips, making off, documentales y cortos multipremiados internacionalmente, aunque son los largometrajes el plato fuerte. Todos los materiales proyectados abordan el tema central elegido, según se conmemoren sucesos históricos, culturales o de trascendencia social.

En el transcurso de la emisión los locutores ponen en contexto la película que se ofrecerá, la cual puede ser de estreno o una reposición. De este modo el auditorio conoce datos biográficos sobre personas reales que inspiraron el filme, el período histórico reflejado en él, así como curiosidades en torno a los actores y filmes realizados anteriormente acerca de la misma temática. Resulta atractivo igualmente el segmento donde se anuncian las cintas que proyectarán en próximas emisiones, este logra dejar a los espectadores curiosos y expectantes.

Deleite con el séptimo arte.

Se agradece un programa audiovisual tan variado. (Foto: tvcubana.icrt.cu).

 Pensando en 3D cuenta con un buen guion, pues los conductores, además de presentar sus propuestas, dialogan sobre el tema central de la emisión de una manera abierta, desinhibida y plural, un recurso para que los jóvenes se sientan identificados con el espacio.

Otro punto a favor radica en que las secciones se complementan perfectamente a pesar de tener desigual duración; todas, como un rompecabezas, logran unidad, coherencia, y captan la atención de los espectadores.

A pesar de sus virtudes, el programa pudiera ser más pleno si incluyera la proyección de una mayor variedad de películas de otras latitudes, porque predominan en él producciones realizadas en Hollywood.

Ojalá en nuestra televisión abunden espacios como Pensando en 3D, con los componentes exactos para el disfrute del séptimo arte y el debate juvenil.


Jeiddy Martinez Armas

 
Jeiddy Martinez Armas