1
Publicado el 18 Junio, 2020 por Roxana Rodríguez en Cultura
 
 

HOMENAJES EN LOS 90

Sempiterno Caliban.

Con varias iniciativas difundidas en plataformas digitales, Casa de las Américas conmemora el natalicio de quien fuera su director y destacado intelectual cubano
Sempiterno Caliban.

Retamar es de esos escritores que logra encantar desde la primera línea, incluso desde la aparente insignificante glosa. (Foto: cubadebate.cu).

Por ROXANA RODRÍGUEZ TAMAYO

“Nosotros, los sobrevivientes, / ¿A quiénes debemos la sobrevida? / ¿Quién se murió por mí en la ergástula? / ¿Quién recibió la bala mía / la para mí, en su corazón?”, escribiría Fernández Retamar (1930-2019) en El otro, poema que vio la luz en un momento crucial de nuestras luchas –el 1º de enero de 1959– y en cuyos versos ya se revelaba la responsabilidad ética y política que asumiría el creador a lo largo de su existencia.

Entre los agasajos por el aniversario 90 de su nacimiento, se organizó el coloquio El regreso de Caliban: presencia de Roberto Fernández Retamar, difundido por medio de plataformas digitales, dada las condiciones generadas por la emergencia sanitaria. Y desde el 9 junio la biblioteca de Casa de las Américas, cuyos fondos bibliográficos se incrementaron con los libros que pertenecieron al escritor, lleva su nombre.

Profesor universitario, traductor, poeta, crítico, ensayista y diplomático, a Retamar se le reconoce como uno de los intelectuales más influyentes y notables de Latinoamérica y el Caribe. Su obra ha sido traducida a múltiples idiomas y publicada en diversas naciones de casi todos los continentes. Por su trascendencia, ha sido acreedor de diversos lauros y reconocimientos en la arena nacional e internacional.

Con apenas 22 años, en 1952, ya había conquistado el Premio Nacional de Poesía, incluso antes de egresar como doctor en Filosofía y Letras, por la casa de altos estudios habanera. En esa década se vinculó con la pléyade de escritores que integraron la revista Orígenes. Desde muy joven también devino conferenciante acucioso en prestigiosas universidades de México, Estados Unidos, además de la cubana, actividad que continuó durante su trayectoria creadora en centros académicos de Europa del Este.

Durante los primeros años del proceso revolucionario fue consejero cultural de Cuba en París, y poco tiempo después, delegado en la 11ª Conferencia General de la Unesco. En 1965 comenzó a dirigir la revista Casa de las Américas, pionera de su tipo en la región y órgano oficial de la acreditada institución cultural que él rigió desde 1986 hasta su deceso, el 20 de julio de 2019. A la publicación dedicó gran esfuerzo, sapiencia, y la convirtió en una de las más sobresalientes de las letras hispánicas.

Sempiterno Caliban.

Alpidio Alonso, ministro de Cultura, y Abel Prieto, actual director de Casa de las Américas, encabezaron la ceremonia mediante la cual se le confirió el nombre del intelectual cubano a la biblioteca de esa institución. (Foto: laventana.casa.cult.cu).

Considerado por su entrañable amigo, el poeta Mario Benedetti, como “una de las personalidades más dinámicas e irradiantes de la Cuba revolucionaria”, concibió una obra en la que la ideología y los enfoques políticos anduvieron siempre enlazados a la fuerza y el rigor literarios.

Ilustrativo de esta afirmación es su audaz, visionario y desafiante ensayo Caliban. Apuntes sobre la cultura de nuestra América (1971), hasta hoy uno de los más sobresalientes textos de la literatura hispanoamericana del siglo XX. Asimismo, asumió esa concepción lírica, integrada orgánicamente a la perspectiva social, política e ideológica de entender la realidad de nuestros pueblos, la antología poética Con las mismas manos (1962).

Constantes y profundas fueron sus indagaciones en torno a la figura de José Martí. Y en 1977 fundó y dirigió el Centro de Estudios Martianos y su Anuario. Anticolonialista y antiimperialista impenitente, Roberto Fernández Retamar no solo absorbió la savia del Apóstol, además se impregnó del ideario de Ho Chi Min, Lenin, Fidel Castro, Ernesto Guevara, Frantz Fanon, entre otros. Consiguió en su peculiar estilo y estética contribuir en la reformulación del pensamiento marxista latinoamericano, apartándolo de dogmatismos y lugares comunes, para analizarlo y comprenderlo como un proyecto viable en el camino hacia un mundo mejor.

Palabras de homenaje divulgadas por el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez en su cuenta de Twitter: “Roberto en sus 90. Hoy le recordamos por su legado poético, por su dimensión humana, por su quehacer revolucionario”.

Roxana Rodríguez

 
Roxana Rodríguez