0
Publicado el 14 Julio, 2020 por Jeiddy Martinez Armas en Cultura
 
 

Un empeño que no se rinde

María Virginia Pérez, directora municipal de Cultura en Bauta, expone la manera en que esa esfera se ha ido reactivando: en primera instancia, por indicaciones del Ministerio de Cultura y el Consejo de Defensa en el municipio, reabrieron la biblioteca, la librería, la galería y el museo; también, la Casa de Cultura
Un empeño que no se rinde.

Bauta se prepara para incrementar los espacios culturales, afirma María Virginia Pérez.

Texto y fotos: JEIDDY MARTÍNEZ ARMAS

Luego de varios meses en casa, con el verano tocando a la puerta, llegaron las fases uno y dos de la recuperación tras la presencia de la COVID-19. El arte es uno de los aspectos de la vida que toma nuevos bríos en el actual contexto.

Como en el resto del país, en Bauta, municipio de la provincia de Artemisa, las actividades se restablecen de manera paulatina. Durante una entrevista concedida a BOHEMIA, la directora municipal de Cultura, María Virginia Pérez, expuso la manera en que esa esfera se ha ido reactivando: en primera instancia, por indicaciones del Ministerio de Cultura y el Consejo de Defensa en el municipio, reabrieron la biblioteca, la librería, la galería y el museo. Según lo previsto para la segunda etapa, siguió a estos la Casa de Cultura.

La funcionaria enfatizó la importancia de dar un buen servicio a la población sin descuidar el cumplimiento de medidas imprescindibles como la higienización de los zapatos y las manos al entrar en las instalaciones, cuidados que deben ser más rigorosos en la biblioteca municipal. Además, se regula la cantidad de personas permitidas dentro de las salas expositivas. Una excelente opción en este período son los talleres u otras actividades de pequeño formato, comentó.

También se refirió a acciones previas a la apertura, por ejemplo: “Hemos trabajado todo este tiempo en preparar las instalaciones, pintamos el callejón de las artes y el teatro”. Y rememoró un proyecto nacido en los días complejos de la pandemia, el cual ha tenido mucha aceptación: el payaso Chapapote recorría los barrios y actuaba para los niños en la calle mientras ellos lo observaban desde los portales de sus hogares, con el nasobuco puesto y el adecuado distanciamiento social. Aun hoy esas presentaciones continúan efectuándose.

Un empeño que no se rinde.

El reabierto Museo Municipal alberga un importante grupo de piezas que abarca desde la época aborigen hasta las luchas revolucionarias del siglo XX.

Explicó, asimismo, que proseguirán utilizando ampliamente las redes sociales, en específico su página en Facebook: Bauta Cultura, para retransmitir actividades, realizar concursos, publicar poesías y hablar sobre historia, práctica que se acrecienta tras la inauguración oficial del verano en el municipio.

Entre los cambios positivos, María Virginia Pérez destacó que los artistas y colectivos del territorio, como Danza Unidos, Teatro al Límite y los payasos Cachito y Cachita, pudieron ensayar nuevamente.

“Nos estamos preparando, pues en la tercera fase se irán incrementando los espacios”, aseguró.

Está previsto en Bauta un verano diferente. Todavía en el segundo escalón de la recuperación, la cultura enfrenta los escollos que la pandemia ha dejado; el arte vuelve a convocarnos, aquí y en cada pueblo de Cuba.


Jeiddy Martinez Armas

 
Jeiddy Martinez Armas