0
Publicado el 2 Septiembre, 2020 por Roxana Rodríguez en Cultura
 
 

MORAIMA SECADA RAMOS

La Mora… irresistiblemente auténtica

En estos días en que se conmemora el aniversario 90 del natalicio de Moraima Secada Ramos, BOHEMIA la recuerda por la gracia y vitalidad interpretativas que estremecieron y cautivaron auditorios
Compartir
La Mora… irresistiblemente auténtica.

En 2019 el sello discográfico Bis Music presentó La razón no valía, con temas inéditos de la cantante, aporte todavía modesto en la difusión de tan importante ícono de la canción cubana. (Foto: cubarte.cult.cu).

Por ROXANA RODRÍGUEZ TAMAYO

Dueña de una potente voz y un estilo entre lo trágico y lo temperamental, fue una artista extraordinaria. En cada tema estrujaba su corazón con una expresividad impresionante; toda ella se agitaba en emoción incontenida y compartida para quien gozara la dicha de escucharla.

Aun cuando devino una de las precursoras del movimiento feeling en Cuba y es resaltada entre las cantantes más populares de esta tendencia musical, su obra hasta hoy no ha sido valorada en la magnitud y alcance merecidos. En estos días en que se conmemora el aniversario 90 del natalicio de Moraima Secada Ramos (10 de septiembre de 1930-30 de diciembre de 1984), BOHEMIA la recuerda por la gracia y vitalidad interpretativas que estremecieron y cautivaron auditorios.

María Micaela –su nombre verdadero– emigró con sus padres a La Habana en 1940, para mitigar las estrecheces económicas de la familia. Solo tenía 10 años y planchaba en el negocio de una coterránea de su natal Santa Clara. Entonces,  decidió probar suerte en el programa La Corte Suprema del Arte, de  CMQ, y ganó uno de los primeros lauros.

Transcurrió más de un lustro hasta que entrelazara su vida con los jóvenes del feeling, renovadores de la cancionística cubana. De esos contactos estrechó relaciones con quienes devendrían notables compositores: César Portillo de la Luz, José Antonio Méndez, Ángel Díaz, Jorge Masón, Tania Castellanos, Giraldo Piloto y Alberto Vera, entre otros. Y también, con voces y talentos que despuntarían de manera sobresaliente en la siguiente década; allí estarían Elena Burke, las hermanas Omara y Haydeé Portuondo, Francisco Fellove, Dandy Crawford, Aida Diestro, por solo citar algunos.

La Mora… irresistiblemente auténtica.

Una de las más exitosas alineaciones vocales del siglo XX en Cuba. (Foto: avatars.yandex.net).

A principios de los 50 integró la orquesta femenina Anacaona, con la cual emprendió las primeras giras internacionales. Después formó parte del Cuarteto D’Aida, una de las más exitosas alineaciones vocales de la época en Cuba, desde entonces para el mundo del espectáculo empezaría a llamarse Moraima Secada. “Con Aida Diestro aprendí a tener un pleno dominio de mi voz, de la afinación, de la armonía, y el rubateo dentro del ritmo”, revelaría sobre el proyecto que duró ocho años y la llevó por diversos países

Luego sobrevinieron otras búsquedas en lo profesional. Se convirtió en una de las fundadoras del Cuarteto Los Memes, creado por el pianista villareño José Manuel Meme Solís. Pero su genio y perfección al interpretar rebasaron el formato de la agrupación; por tal razón, en 1964 la abandonó y debutó en solitario.

Como La Mora tal vez nadie cante, con tanta carga emotiva, Perdóname conciencia, de Piloto y Vera; Ese sentimiento que se llama amor, de José Antonio Méndez; Me encontrarás, de Tania Castellanos; o Depende de ti, de Chany Chelacy, el nombre artístico del compositor Lázaro Serrano Mérida, su compañero en la vida y el arte, quien viajaba como sobrecargo en el avión de Cubana de Aviación que estallara en pleno vuelo el 6 de octubre de 1976 por causa de un atentado.

Tras la pérdida aciaga dicen que nunca volvió a ser la misma. Para rescatarla de la tristeza, Omara y Elena la llevaron de vuelta a los escenarios. Como colofón del memorable reencuentro, en 1984, grabaron la antológica canción Amigas, de Alberto Vera.

Hoy conmueve escuchar a jóvenes artistas enaltecerla al interpretar canciones antológicas que ella legitimó e inmortalizó con su voz y carisma irresistiblemente auténtico.

Compartir

Roxana Rodríguez

 
Roxana Rodríguez