0
Publicado el 28 Noviembre, 2020 por Jeiddy Martinez Armas en Cultura
 
 

SOMOS JÓVENES, a tono con la época actual

El colectivo de una publicación juvenil ya con cuatro décadas de fundada, intenta cada día brindar contenidos parecidos a su público, e incrementa su presencia en las redes sociales
David Vázquez, su director, habla de SOMOS JÓVENES

El periodista David Vázquez Abella dirige Somos Jóvenes hace poco más de un año. (Foto: Cortesía del entrevistado).

Por JEIDDY MARTÍNEZ ARMAS

Rebeldes, atrevidos alegres, pueden ser adjetivos que nos caractericen ¿Qué publicaciones en Cuba país representan nuestra realidad?

 SOMOS JÓVENES pudiera ser una de ellas. Para responder interrogantes sobre los planes futuros de esta revista, así como los retos de su colectivo en las circunstancias actuales, BOHEMIA dialogó con el periodista David Vázquez Abella, su director, quien expresa:

“La revista surge en 1977. Desde sus inicios tenía el mismo objetivo que hoy, el de crear una publicación con contenido para los jóvenes en Cuba, que reflejara sus inquietudes, preocupaciones, pero también incluyera consejos y mostrara las historias de lo bueno que hacemos aquí; es decir todas las posibilidades de temas y contenidos que da la juventud nuestra, y así lograr que la revista mantuviera un intercambio con ella.

“En agosto hizo un año que trabajo aquí. Ha sido un período bastante atípico y complicado, en primer lugar porque cuando llegué había muchas cosas avanzadas en términos de redes sociales, estructura de colaboradores, estudiantes que apoyaban, pero otras áreas más enfocadas en el diseño o las formas de representar visualmente los contenidos estaban un poco desactualizadas. Aprovechamos entonces para pensar un poquito, relanzar, aunque no de manera oficial, la revista, enfocados en lo que nos pide la dirección de la Editora o de la UJC: que sea para todos los jóvenes cubanos y no solo para los adolescentes.

-¿Qué ha permanecido de los años iniciales y en qué se ha renovado?

-Ha ido cambiando, no en los objetivos, la misión, o en lo que perseguimos, pero sí en la forma mostrarse, de hacer el periodismo y acercarnos a nuestros lectores. Aunque se ha tratado de mantener a lo largo de los años la revista impresa, el mundo se ha transformado, ellos también lo han hecho y tenemos que hacerlo nosotros junto con ellos. Por medio de Internet, por ejemplo, han surgido otros productos, con los cuales hemos intentado ofrecer una publicación fresca y visualmente atractiva.

“Hay temas que se han mantenido: los deseos de divertirse, de bailar, la irreverencia de algunos, la moda, los problemas interpersonales que tienen los adolescentes, entrar a la universidad, el trabajo, la formación de una familia, la economía.

“Lo que más ha cambiado es el uso de las nuevas tecnologías, la posibilidad de tener otros canales y formas de comunicación, de que los jóvenes creen sus propios contenidos y accedan a otros, fundamentalmente foráneos; eso los hace tener una formación estética y visual, ser más críticos y construir su personalidad de otra manera.

David Vázquez, su director, habla de SOMOS JÓVENES

Ha ganado mayor visualidad e interactividad con el público desde que sale en la plataforma digital Medium. (Foto: somosjovenescuba.medium.com).

-¿Cuáles desafíos han tenido a la hora de realizar trabajos veraces que reflejen la realidad de su público meta?

-Me gustaría mucho que hiciéramos más trabajos de investigación, los necesitan tanto nuestra prensa como los lectores. La mayor dificultad no ha sido tan siquiera a la hora de investigar los temas o el acceso a las fuentes, sino el cómo lo vamos a contar luego para que realmente sean atractivos para los jóvenes cubanos en Facebook y Whatsapp.

El uso de Internet ha sido un aliado para el periodismo. ¿Cómo han utilizado las potencialidades y herramientas que brinda?

-A veces hemos logrado hacer buenos productos, con los que nos sentimos contentos, en otras ocasiones no lo hemos conseguido. No nos negamos a publicar un trabajo extenso en la web y en la revista impresa, pero nos preocupa que si es demasiado largo solo tiene un 10 o un cinco por ciento de lectura; en cambio, el impacto de 10 carteles en Facebook o dos resúmenes de ese mismo texto en Whatsapp es superior. Un reportaje bien escrito puede tener mil visitas y sin embargo un subproducto de ese megatrabajo llega a diez mil lecturas en las redes sociales.

“Ahí es donde nosotros nos encontramos en una disyuntiva y empezamos a pensar los materiales periodísticos de otra manera; en función de eso es que estamos trabajando un poco más en Whatsapp e Instagram. En esta última red social estamos invitando a los jóvenes a que sean ellos quienes cuenten sus historias; por ejemplo, en esta época de pandemia les pedimos que hicieran una especie de diario, Crónicas virales le pusimos, donde ellos narraran cómo iban viviendo la Covid-19 desde sus casas”.

-¿Considera que han continuado a la misma altura el legado de los fundadores, en especial de su director Guillermo Cabrera Álvarez?

– Te diría con total sinceridad que no lo hemos logrado, al menos por mi experiencia; todavía nos falta muchísimo para convertirnos en una publicación de la preferencia de los jóvenes. Ni en mis sueños más locos me pasa por la mente compararme con Guillermo Cabrera y el periodismo que hizo.

-Las carencias económicas existentes en el país han afectado en gran medida a la prensa. ¿Cómo han incidido en SOMOS JÓVENES? ¿Qué alternativas han buscado para mantener su salida?

-En el año que llevo aquí solo hemos podido sacar cuatro números, la Covid-19 acrecentó mucho las dificultades. Realmente el mayor pedido de nuestros lectores, sobre todo los de otras provincias, tiene que ver con la salida de las ediciones impresas, no saben cuándo llegan, cuántos números son, o se agotan pronto, por lo que, como he dicho anteriormente, hemos intentado reforzar nuestra presencia online.

“Quisiera, además, contar con más periodistas y diseñadores, con otros tipos de especialistas, estudios de televisión, programadores para hacer videojuegos, por ejemplo, y también más plataformas web”.

David Vázquez, su director, habla de SOMOS JÓVENES

-¿Cómo cree que será la publicación a mediano plazo?

-Quisiera que SOMOS JÓVENES fuera más que una simple revista. Estamos tratando de generar una marca, un sentimiento alrededor de nuestros productos, llegar al punto en el cual para un joven en Cuba ponerse un pulóver con el nombre de la publicación o pegar un sticker en la mochila con un diseño hecho por nosotros tenga swing, sea algo que quiera tener.

“Para eso necesitamos ser un medio multiplataforma; no solo hacer el periodismo tradicional, sino concebir otras secciones y espacios de intercambio con los jóvenes; tenemos que experimentar un poco, ser un lugar de entretenimiento, de juego, para informarse, que ellos tengan el deseo y sientan la necesidad de buscarlo, ese es el sueño.

“En estos momentos varios estudiantes de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana están trabajando con nosotros para realizar sus tesis de Licenciatura. Una de esas investigaciones es precisamente sobre una campaña que intentará definir cómo vamos a construir esa marca, cuál va a ser ese sentimiento o emoción”.

Otros planes futuros…

-Cuando se acabe la Covid-19 saldremos de nuevo a la calle, tendremos intercambios con los jóvenes, empezaremos a ir a las escuelas y haremos un recorrido provincial”.


Jeiddy Martinez Armas

 
Jeiddy Martinez Armas