1
Publicado el 31 Diciembre, 2020 por Redaccion Cultura e Historia en Cultura
 
 

ARTES PLÁSTICAS: fragmentos que conservan su imán

La artista nos invita a vincular al ser humano con la naturaleza. Para ello se vale de símbolos omnipresentes en las estructuras naturales. Se trata, según sus palabras, de mostrar lo oculto, lo que nos sostiene, y superar lo aparencial que nos separa
Compartir
Fragmentos que conservan su imán.

Hanna González Chomenko junto a una de las obras de su muestra personal Fragmentos a su imán.

Por J. LEÓN 

Fotos: Cortesía de la artista

Corría el mes de marzo y, luego de un gran esfuerzo, se había concertado un ambicioso programa para celebrar la Semana de la Cultura Polaca en Cuba. Nos visitaría un grupo de artistas de la nación europea, incluida una orquesta, se exhibirían filmes, presentaciones teatrales… y se inauguraría una exposición de la artista cubana, hija de madre polaca, Hanna González Chomenko. Sería en la galería El Reino de este Mundo, de la Biblioteca Nacional José Martí. Cuentan que ya estaban colgando las obras cuando llegó el anuncio de que el país entraba en fase de aislamiento social a causa de la Covid-19.

Fragmentos que conservan su imán.

Ruta que sigue y nos deja, mixta sobre cartulina.

Todo debió suspenderse, o postergarse como en el caso de la muestra de Hanna. No fue hasta diciembre que la Biblioteca pudo acoger su obra. Hubo que hacerlo en una versión más reducida, fragmentada, en el salón del tercer piso, muy cerca del hermoso vitral que desde lo alto saluda a todo visitante de la casa de los libros. Un ambiente, a la postre, excelente para la propuesta.

Con Fragmentos a su imán, título de la exposición que cita y rinde homenaje al poemario póstumo de José Lezama Lima, justo en el natalicio 110 de este autor, la artista nos invita a vincular al ser humano con la naturaleza, esa naturaleza de la que algunos lo han querido separar. Y para ello se vale de símbolos omnipresentes en las estructuras naturales, incluidas por supuesto las biomorfas, como lo son los poliedros y las espirales logarítmicas.

Fragmentos que conservan su imán.

Caudal desdoblado, acrílico sobre cartulina.

Se trata, según sus palabras, de mostrar lo oculto, lo que nos sostiene, y superar lo aparencial que nos separa. Quien conozca su obra, comprobará, además, que mantiene la relación entre lo pictórico y lo ilustrativo, dos caras de una misma pasión de esta creadora. Que se empeña con éxito en mezclar disímiles tradiciones, con predominio de la exuberancia caribeña y de la imaginería del centro y este de Europa.

Hanna González Chomenko, graduada de San Alejandro y luego Licenciada en Estudios Socioculturales por la Universidad de La Habana, suma con esta una veintena de exposiciones personales, amén de unas 50 colectivas, dentro y fuera de Cuba. Fragmentos…, en la que se resumen unos cinco años de trabajo con diferentes técnicas y soportes, nos sigue demostrando esa acostumbrada habilidad suya para acercarnos a nosotros mismos, al tiempo que nos permite observarnos desde lejos.

Fragmentos que conservan su imán.

Arrullo del insomnio, mixta sobre cartulina.

Compartir

Redaccion Cultura e Historia