0
Publicado el 26 Enero, 2021 por Roxana Rodríguez en Cultura
 
 

LIBROS

Desde el territorio del arte

El Fondo Editorial de Casa de las Américas convida a repasar la obra de uno de los más sobresalientes escritores latinoamericanos contemporáneos
Compartir
Desde el territorio del arte

Ahora disponible en formato digital, el texto se presentó durante la 23ª Feria Internacional del Libro de La Habana, en 2014, dedicada a Ecuador como país invitado de honor.

Por ROXANA RODRÍGUEZ TAMAYO

La Madriguera, una novela del ecuatoriano Abdón Ubidia (1944), se lee de un tirón. Quien se sumerge en sus más de 300 páginas percibe un aluvión de sentimientos encontrados, divergentes, que van desde la fascinación al desencanto, de la purga interior a la degradación moral, de la frustración a la esperanza, del amor al desamor.

Sin estridencias lingüísticas ni conceptuales, su autor ha concebido una obra que exhibe matices de una literatura culta, ilustrada; pero desasida de un tono presumido, pomposo. Asume desde la ficción, con ingenio y perspicacia, algunos de los más apremiantes debates culturales de la contemporaneidad.

Una exposición de artes visuales que despliega lienzos en la desnudez del blanco y sin firmas identificativas de su creador, es el acto absurdo mediante el cual se emplaza al lector en el capítulo inicial de la narración. El desatinado episodio y la polvareda que levantará entre los concurrentes a tan singular “muestra pictórica”, devienen ardid simbólico para que el protagonista, un pintor cincuentón llamado Bruno, explaye miedos y desilusiones; cuestione el sentido de su vida, repleta de vacíos en el plano sentimental y artístico.

A La Madriguera, editada por primera vez en 2004, anteceden las novelas Ciudad de invierno (1979) y Sueño de lobos (1986), trilogía en la cual Quito y sus habitantes de clase media son el resorte movilizador de la creación literaria del también ensayista, poeta, crítico y editor, reconocido como una de las figuras más notables de las letras ecuatorianas de las últimas décadas.

En su currículo literario sobresalen diversos cuentos, obras teatrales y antologías. Ha realizado investigaciones y compilaciones en el ámbito de las leyendas y tradiciones orales, colaborado con numerosas publicaciones culturales y dirigido la revista Palabra suelta. Algunos de sus relatos cortos han sido traducidos a varios idiomas europeos. En 2012 recibió el Premio Eugenio Espejo de Literatura, entregado por el expresidente de aquel país, Rafael Correa.

Con el texto que nos ocupa conquistó dos laureles: Joaquín Gallegos Lara a la mejor novela de 2004 y, al año siguiente, la Editorial Norma puso a disposición de los lectores una tercera tirada del volumen, el cual quedara entre los seleccionados para el Premio Rómulo Gallegos.

En La Madriguera, el Quito sentido, palpado, descrito por Ubidia trasciende los finales del siglo XX y principios del tercer milenio para escudriñar en la existencia y frivolidades de los habitantes de esa urbe desalmada y vana. Recrea la crisis financiera de 1999 que impactó, además de a la economía, a la sociedad y la política.

Desde tal prisma, emergen realidades otras –virtuales y reales– en medio de las paradojas de la postmodernidad y el raro sabor bohemio de un grupo humano donde el doble ser, el doble pensar y existir se convierten en una carrera por la supervivencia. Aun cuando en la obra conmueve cierto sentido ético, el autor remarca la hipocresía y la falsedad como estigmas sociales, en un entorno caracterizado por la inmoralidad y la desvergüenza, la carencia de aspiraciones y utopías.

Sin duda La Madriguera ofrece lecturas plurales sobre en el panorama de la ética y la estética desde un determinado contexto latinoamericano. Al propio tiempo, reflexiona acerca de la ansiedad y ahogo existenciales que generan en el artista el acto de la creación en sí y la frustración que lo embarga cuando no consigue la pretensión anhelada: convencer desde el territorio del arte.

Compartir

Roxana Rodríguez

 
Roxana Rodríguez