0
Publicado el 1 Enero, 2021 por Prensa Latina en Cultura
 
 

Cuba baila danzón hace 142 años

En el antiguo Liceo Artístico y Literario de Matanzas, actual Sala White, Miguel Faílde y su orquesta típica acompañante estrenaron el 1 de enero de 1879 Las Alturas de Simpson, obra dedicada a una barriada homónima de la municipalidad cabecera
Bailando danzón

Foto n Prensa Latina

Matanzas, Cuba, 1 ene (Prensa Latina) Bailadores, músicos y autoridades de esta occidental ciudad recordarán hoy aquí el aniversario 142 de la primera presentación en público en Cuba de un danzón, considerado el baile nacional de la isla.

Como sede de la rememoración danzonera está prevista la céntrica Sala de Conciertos José White de esta urbe, situada a 100 kilómetros de La Habana, y cuna en el siglo XIX del nuevo ritmo.

Precisamente en el antiguo Liceo Artístico y Literario de Matanzas, actual Sala White, Miguel Faílde y su orquesta típica acompañante estrenaron el 1 de enero de 1879 Las Alturas de Simpson, obra dedicada a una barriada homónima de la municipalidad cabecera.

La velada nocturna de este viernes tendrá en los acordes interpretativos al conjunto musical que lleva precisamente el nombre del emblemático músico local, y lo dirige su tataranieto el flautista Ethiel Fernández Faílde.

Patrimonio inmaterial de Cuba

El danzón, que desde el 2013 ostenta la condición de patrimonio inmaterial de Cuba, es ritmo y baile generado por otro género cubano, la danza, y se le cataloga como elemento destacado del capital cultural de la mayor de las Antillas, aseguran especialistas.

Miguel Faílde, (1852-1921) además de dirigir, tocaba contrabajo y viola y, sin ser pianista, interpretaba piezas complejas en ese instrumento, en tanto estudiosos de su obra le atribuyen la autoría de unos 144 danzones, además de otras composiciones.

Las actividades de esta noche forman parte del amplio programa cultural concebido en la provincia de Matanzas, para conmemorar el aniversario 62 de la Revolución cubana.

Las festividades, iniciadas el 25 de noviembre, tuvieron a las comunidades, casas y centros culturales como ejes de la programación, que concibió actividades infantiles, coloquios, retretas de bandas de conciertos, exposiciones, conversatorios y encuentros de poetas.

Galas, giras de brigadas artísticas, espectáculos titiriteros, presentaciones de libros, peñas literarias, variedades circenses; actuaciones de trovadores, poetas repentistas, y de agrupaciones rumberas, tuvieron momentos especiales durante la jornada.


Prensa Latina

 
Prensa Latina