1
Publicado el 17 Marzo, 2021 por Sahily Tabares en Cultura
 
 

“La fotografía es epicentro de reflexiones teóricas”

“La fotografía es epicentro de reflexiones teóricas”.

Mantiene una sostenida voluntad de indagar en la tradición artística nacional.

Por SAHILY TABARES   

Fotos: LEYVA BENÍTEZ

Para él, adentrarse en la absoluta estetización de la realidad que vivimos, deviene una vía de comunicación y re-descubrimiento de tópicos diversos, de los cuales forman parte el cuerpo, como surtidor de signos, y la visualidad audiovisual.

Rafael Acosta de Arriba, Doctor en Ciencias Históricas (1998) y Doctor en Ciencias o post doctorado (2009), mantiene sistemáticas indagaciones en la tradición artística nacional en tanto rupturas, continuidades, obras, pensamiento acompañante e hitos; en fin, la saga de acontecimientos del arte que suceden dentro de su correspondiente contexto socio-histórico. Ha sido reconocido con varios premios y galardones de los que forman parte la Orden Carlos J. Finlay y la Distinción por la Cultura Nacional.

Conversamos a más de un metro de distancia en una de las salas de la Biblioteca Nacional José Martí, cuya revista dirige desde enero de 2020. En múltiples direcciones temáticas y estéticas de procesos culturales Acosta ha orientado su quehacer investigativo en tiempos de Covid-19. Según refiere: “En el plano creativo, escribí decenas de artículos, ensayos para revistas y dos libros. Además, tuve el gusto de coordinar editorialmente y escribir el texto principal de un extenso estudio sobre la obra del fotógrafo Roberto Salas, bajo el sello editorial de la Biblioteca Nacional, libro que se realizó entre Julio y septiembre, y fue presentado en noviembre pasado, coincidiendo con los 80 años de Salas. Es una selección antológica de la obra fotográfica del relevante artista.

“La fotografía es epicentro de reflexiones teóricas”.

Es un serio investigador de esta manifestación.

“En el mismo período, pero bajo el Sello Editorial Universidad de La Habana, gesté la compilación titulada Estudios críticos sobre fotografía cubana, que ya está en la recta final de su edición; soy el compilador, prologuista y autor de dos de los ensayos. Deberá salir a la luz durante 2021, si la disponibilidad de papel no conspira en su contra.

“También preparo, de conjunto con un profesor de la Universidad de Baylor (Texas, Estados Unidos), una compilación de ensayos sobre la obra de Leonardo Padura, volumen que debe publicarse en España en septiembre del presente año.

“Me he sentido muy estimulado por esto que te digo, por una parte, pero por otra, la demora en la impresión de un libro listo desde hace tres años con el sello editorial Artecubano, lo ha empañado todo, me refiero a una serie de entrevistas realizadas por mí a críticos y artistas.

“La fotografía es epicentro de reflexiones teóricas”.

Sus estudios historiográficos se han centrado en esta figura ilustre de nuestra nación.

“Al unísono, mantuve mi actividad académica y docente en la Universidad de La Habana, en la que se destacan tutorías, oponencias, entre maestrías y pregrados, así como participaciones en jurados y tribunales”.

Acosta de Arriba es un estudioso de la obra de Pedro de Oraá: “Fue un creador con un profundo sentido del concepto Imagen. Lo demostró como pintor, escultor, diseñador, crítico, poeta. En estas formas de expresión creó imágenes visuales o literarias de gran expresividad. He escrito un extenso ensayo sobre su obra visual, lo entrevisté, presenté libros, exposiciones suyas, hablamos mucho durante años acerca de estos temas. Él vivió intensamente tanto la imagen simbólica como la poética o literaria. Se distinguió como un pensador de las artes visuales”.

A propósito, ¿cómo encontrar, descubrir o ver en el universo de nuestra visualidad, pensamientos de interés para las ciencias sociales?, indago.

“Lo que preguntas está asociado a lo que hoy pertenece a los denominados Estudios Visuales, los cuales, a su vez, colindan con la Sociología Visual; ambas disciplinas están comprendidas dentro del rubro más amplio de las Ciencias Sociales. En Cuba no hay mucho desarrollo de la Sociología Visual y esto afecta la comprensión cabal de la fotografía. Como verás, hay limitantes metodológicas operando en esta problemática. Pero lo esencial que me preguntas es de índole epistémica, solo examinando con acuciosidad la producción simbólica y manejando la instrumentación teórica pertinente se puede extraer de lo visual el material para lo científico social.

“He tratado con insistencia de llevar al primer plano de nuestra academia el tema de la fotografía, ya sea con mis investigaciones, textos, promoviendo espacios de reflexión como los Talleres de Imagen y Visualidad que, durante seis años, se realizaron en el Instituto Juan Marinello.

“La fotografía es epicentro de reflexiones teóricas”.

Una muestra de sus libros sobre arte cubano e universal.

“Obviamente, la fotografía es el epicentro de muchas reflexiones teóricas desde que surgió, pero en nuestro país somos pocos los que le prestamos la debida atención; sin embargo, han surgido escuelas para dominar su práctica, y también revistas, ambas en la esfera de los emprendimientos, que contribuyen a un mejor conocimiento sobre sus posibilidades. Hoy se habla en el mundo entero sobre posfotografía, lo cual no es otra cosa que la hibridación de la fotografía con Internet. Aquí estamos muy atrasados en el tema. Hay que seguir insistiendo, estudiando”.

En especial destaca: “La ponderación de la imagen es imprescindible a la hora de acercarnos críticamente a la realidad de la calle. Las imágenes que genera la prosa ensayística son las expresiones de ese deseo, una sensualidad que nutre el ejercicio intelectual, las ideas, el trabajo con las palabras”.

¿Proyectos que lo mantienen insomne? Asiente y enseguida dice: “Los estudios sobre visualidad y fotografía, que sigo actualizando, las investigaciones historiográficas referidas al independentismo cubano, en particular sobre la figura y el pensamiento de Carlos Manuel de Céspedes y la década de los 60 del siglo XX cubano, que son, junto a lo ya comentado, la columna vertebral de mis investigaciones, y que confirman mis intereses principales en los estudios históricos.

“Asimismo, mejorar cada vez más la calidad de la Revista de la Biblioteca Nacional José Martí, la cual es una excelente publicación académica y teórica, aunque pienso que se lee más fuera que dentro de Cuba. Y mantener la actividad docente en la Universidad de La Habana. Por ahí van mis pasos hoy día”.


Sahily Tabares

 
Sahily Tabares