0
Publicado el 25 Abril, 2021 por Sahily Tabares en Cultura
 
 

DISCO

Fortalecida el alma común

Ideas, pensamientos y nuevas propuestas rinden homenaje a una de las agrupaciones de mayor impacto en la música cubana de finales del siglo XX: el Grupo de Experimentación Sonora del Icaic, formación musical reconocida por su trascendencia en el cine, la música popular cubana y especialmente el Movimiento de la Nueva Trova
Fortalecida el alma común.

La renovación exquisita distingue este fonograma.

Por SAHILY TABARES 

Fotos: LEYVA BENÍTEZ

La memoria es una fortuna ancestral que guía, seduce, extiende abrazos infinitos, perpetuos, como brújula irredenta; en ella refulgen atmósferas rítmicas, sonoras, de la nación y allende los mares, compositores e intérpretes vibran enlazados por el compromiso con la autenticidad en el amplio universo de la cultura.

Dichas esencias nutren el acervo artístico del fonograma Real Project. GES (Casa discográfica Bis Music), este propone versiones de 10 temas poco conocidos del Grupo de Experimentación Sonora del Icaic, formación musical reconocida por su trascendencia en el cine, la música popular cubana y especialmente el Movimiento de la Nueva Trova.

La estelar banda que integran el tecladista Jorge Luis Lagarza Pérez, Rafael Aldama (bajo), el guitarrista Roberto Luis Gómez y Ruly Herrera, baterista y director, otorga oportunas significaciones a planteamientos sobre el jazz, el rock, la música académica y las técnicas electrónicas.

Enrique Carballea aportó la idea original para rendir homenaje al aniversario 50 del GES y se llevó a la práctica desde la concepción de un nuevo producto, en el que participaron varios invitados: Dayme Arocena, Yusa, Yaroldy Abreu, Polito Ibáñez y Cimafunk, entre otros.

Hay que escuchar detenidamente la propuesta de Real Project, en especial los arreglos musicales que denotan el reconocimiento a la savia de referentes y, al unísono, entregan bríos renovados sin perder de vista raigambres poderosas vueltas a sentir desde perspectivas diferentes.

Lo testimonia, por ejemplo, Repentino, original de Pablo Menéndez, quien rinde tributo a Anselmo Febles Chembo, figura apenas recordada en el actual contexto, no obstante su depurado trabajo en el GES. Aciertos notables también son el tema inédito Raga, facilitado por Silvio Rodríguez, y Tonada para dos proyectos. Los integrantes de Real… son conscientes de la envergadura de la “tarea”, vuelven a un pasado en apariencia leja no para refundar valores, estudian el devenir histórico para llevar al presente lo aprehendido desde la dialéctica de los cambios continuos.

En el empeño coinciden el rigor científico, la fantasía desbordada teniendo en cuenta el sentido de incorporar la complejidad estructural y las tradiciones enlazadas por el espíritu de la capacidad intelectiva, los compromisos con la eternidad.

El propio diseño gráfico del disco, a cargo de Gabriel Lara, responde al concepto de pluralidad, mezcla, riqueza de músicas, sí, en plural, devenidas brújula y asimilación de caminos que beben de nuestra idiosincrasia.

Luces sin fronteras
Fortalecida el alma común.

El maestro Leo Brouwer, Premio Nacional de Música, siempre alumbra con su pensamiento ejemplar.

De ningún modo podemos renunciar al pulso de la historia, parecen decir los músicos participantes en la concreción del proyecto. Nos remiten a ideas y pensamientos del maestro Leo Brouwer, quien dirigió el GES en su primera etapa. Para él, “lo moderno no responde a una clasificación de novedad, tampoco a esquemas y búsquedas formales de rompimiento, sino a un nuevo tratamiento –íntimamente encontrado– de lenguajes y códigos”. Esta aseveración deviene pauta en el disco, en el que coinciden mundos teóricos y prácticos, la disciplina formativa, la búsqueda de lo más auténtico y una lúcida señal; debemos interiorizarla en el siglo XXI.

Se patentizan en el resultado artístico pensamientos expresados en algún momento por el eminente guitarrista, compositor y director de orquesta: “La cultura artística se mueve en el tiempo por ciclos en espiral ascendente. Cada ciclo de cambio estético niega al período inmediato anterior y busca raíces hacia atrás en el tiempo, aunque transformando dichas referencias”.

En esencia queda fortalecida el alma común de dos acercamientos a lo más recóndito de nuestras vitalidades rítmicas y sonoras.

Van de la mano ahora Radiografía de una apariencia y Los caminos, Salgo de casa y Bachiana popular, piezas antológicas, vivientes. Pensemos en la dimensión vastísima de lo que llegó antes y no admite un después, sino una marcha apretada de convicciones.

El GES fue arte música per se, demandó amplios procesos investigativos, desarrollo de ideas en colectivo. La mesura y el disfrute, el reconocimiento y la verdad artística, lo conocido y lo descubierto, instauran una amalgama de sentimientos sin abandonar la experimentación, el ansia de inaugurar senderos, los cuales fortalecen una estirpe arraigada en el ser y el quehacer de cada artista participante.

La experiencia revolucionaria entre dos artes: la música y el cine recibe condimentos que inciden favorablemente en la contienda por un resultado atractivo, el cual motiva la solidez de aspectos integradores, sistémicos en el panorama contemporáneo.

Lo culto y lo popular no forman parte de estancos distantes, más bien constituyen un todo de luces sin fronteras, abren muchas ventanas por las que debemos mirar con la intuición despierta y los deseos de robustecer el aprendizaje cotidiano para crecer espiritualmente.

Una clase magistral entrega Real Project, debería gozar de promoción y difusión por los medios, pues lo que no se escucha, lo que no se visibiliza, no existe.

Reconocer las honduras de este disco propiciará información y la incorporación de otras voces al concierto de la música cubana nuestra para los tiempos actuales y futuros.


Sahily Tabares

 
Sahily Tabares