0
Publicado el 24 Junio, 2021 por Sahily Tabares en Cultura
 
 

“Estimular la fantasía de quien escucha”

Los renombrados artistas Caridad Martínez y Alberto Luberta Noy han dejado sólidas huellas, aprendizajes, ideas y pensamientos que seducen por su creatividad
Compartir
“Estimular la fantasía de quien escucha”

Ambos han sido reconocidos con varios premios y distinciones por la dedicación y la calidad artística demostradas durante más de cinco decenios en su labor profesional. (Foto: LEYVA BENÍTEZ).

Por SAHILY TABARES

Los unió el amor, la entrega en cuerpo y alma a un medio de comunicación que nutre la vida de generaciones, pues al prestar atención a palabras, sonidos, atmósferas, saberes, músicas, las audiencias sienten nexos con realidades-otras. Infinitas imágenes auditivas han sido creadas por ellos mediante fabulosos relatos y personajes.

La partida física de Alberto Luberta Noy, Premio Nacional de Humorismo, no lo silencia en el olvido. Su programa Alegrías de sobremesa es un clásico que sentó pautas en el sistema de la radio cubana durante más de cinco decenios.

En una oportunidad me comentó en exclusiva para BOHEMIA: “Apuesto por el humor de situaciones. Su riqueza permite ir a la sátira y la herencia del bufo. Despliego visiones críticas mediante el doble sentido, soy consciente de todo lo que este aporta socialmente, debemos estimular la inventiva de las personas. El nuestro es un pueblo divertido capaz de reírse hasta de las situaciones absurdas. Mis personajes son típicos cubanos y cubanas, encarnan cualidades de cualquier latitud. Tienen un vocabulario particular, nunca exagero o denigro, pues defienden valores éticos en sus interpretaciones”.

Junto a su esposa, Caridad Martínez, directora de Programas en Radio Progreso, la segunda casa de ambos, siempre disfrutó “estimular la fantasía de quien escucha”.

Ella, por su parte, ha entregado talento y magisterio a la dirección de radionovelas, cuentos, teatros. Le place compartir con nuestra publicación una especie de decálogo en la dirección de actores y actrices: “El primer paso está en la correcta selección de las voces, en el momento de hacer un reparto; tengamos presente que esa es la única condición para asumir el personaje asignado. En diferenciar los timbres está una de las claves del éxito, si son parecidos provocan confusión en el oyente. Conocer la sensibilidad y la creatividad de aquellos a quienes hemos solicitado para trabajar, garantiza un proceso idóneo y mejores resultados finales.

“Durante la labor de mesa son analizados todos los elementos de la puesta radiofónicos, estos les permiten a los intérpretes la construcción de su figura dramática, lograr una correcta caracterización.

“Cuando comenzamos a grabar los capítulos debemos llegar al estudio muy seguros de lo queremos y en el ensayo guiarlos en lo que va sucediendo.

“Tampoco perdamos de vista la época y el lugar donde se desarrollan las acciones, pues requieren una determinada dicción y debemos decidir cómo debe hablar cada personaje”.

Caridad Martínez, Premio Nacional de Radio y Maestra de Juventudes, siente múltiples satisfacciones cuando los jóvenes se interesan por conocer las complejidades del lenguaje radiofónico en un medio de comunicación al que también han llegado las nuevas tecnologías para influir en la calidad de la labor artística.

Y junto con Luberta transmitió a sus hijos valores positivos y estéticos desde los sonidos que permiten ver e imaginar otros mundos posibles, próximos o lejanos, a cualquier humano en la tierra.

Compartir

Sahily Tabares

 
Sahily Tabares