0
Publicado el 2 Junio, 2021 por Jeiddy Martinez Armas en Cultura
 
 

Resplandor misterioso

Resplandor misterioso.

La dirección general correspondió al escritor y editor holguinero Luis Yuseff. (Foto: ahora.cu)

Por JEIDDY MARTÍNEZ ARMAS

Una luz embriagadora y gentil desprende la versátil obra de Vitier, quien como intelectual supo ahondar en la raíz de su presente, la historia y el patriotismo; y también trascender, pues en la actualidad sus textos aún se muestran modernos y apasionados.

Estuvo vinculado al prestigioso grupo Orígenes, formado en torno a la revista homónima, junto a otros notables intelectuales, como José Lezama Lima, Fina García Marruz, Eliseo Diego y Gastón Baquero. Incursionó en la novela, el ensayo, desarrolló una importante labor como historiador y crítico literario, pero fue en la poesía donde su talento se desbordó, por lo cual hoy es uno de los mejores exponentes de este género en nuestro país. El propio Cintio Vitier describió su lírica como “el testimonio de un silencio que ha querido expresarse”.

En el contexto de su centenario, durante la reciente 28ª edición de las Romerías de Mayo, fue presentado por Ediciones La Luz, sello de la Asociación Hermanos Saíz en Holguín, el audiolibro 10×10 Una cantidad misteriosa. Selección de 10 poemas de Cintio Vitier.

Erian Peña, Norge Luis Labrada, Camilo Noa, Elizabeth Soto, José Alberto Pérez, Robert Ráez, Lilian Sarmiento, Liset Prego, Idania Salazar y Andrés Cabrera son los jóvenes poetas, miembros de la AHS en esa provincia oriental, que con su voz dieron vida en esta ocasión a los versos. De ese modo, los textos (Poeta; Ahora que empieza a caer, del cielo; Pienso en la santidad de los lugares; La hoja; Amor; Algo le falta a la tarde; El desposeído; Sedienta cita; A la poesía y Este soy yo) pueden ser escuchados en cualquier momento por los internautas, en el perfil de la editorial holguinera en Ivoox.

La dirección y edición de voces, musicalización y grabación estuvieron a cargo de Héctor Ochoa, el DJ productor Artemio Viguera y el sonidista Ángel López; mientras que la edición y selección de los poemas recayó en Elizabeth Soto. Sobre este producto comunicativo divulgado a través del canal de Youtube de Ediciones La Luz, la editora manifestó: “el proceso fue primeramente una diversión, porque leer a Cintio es un placer”. Enunció, asimismo, que escogieron esas poesías, porque ‘hay hambre de verso, hay hambre de pasión”.

Resplandor misterioso.

El próximo 25 de septiembre se cumplirán cien años de su nacimiento.

Con estructuras diversas, que incluyen tanto los versos libres como la rima, los escritos ahondan en el alma del intelectual, son existencialistas, místicos e impactantes; algunos emplean palabras rebuscadas, otros muestran un estilo más directo. Hablan de la vida y sus vaivenes, la muerte, la propia creación poética…

A la poesía, por ejemplo, es una conversación metafórica con la inspiración perdida debido a los altibajos de la existencia, el final del recorrido por este mundo y la llegada al ansiado paraíso. En el primer fragmento expresa el poeta:

¿Vienes menos cada vez, / huyes de mí, / o es que estamos entrando en tu silencio/el pedregal, la luz/ y ya tenemos poco que decirnos? / Pero ese poco, / ¿lo diremos nunca? / pero ese poco, ¿qué es? / ¿Será el alimento de los ángeles, / o que le falta al sol, / la muerte?

Otro de los poemas: Pienso en la santidad de los lugares, alude a lo efímera que puede ser nuestra vida en comparación con el tiempo infinito del universo, a nuestras huellas en este planeta y a los proyectos que quedan sin terminar cuando nos llega la muerte:

Pienso en la santidad de los lugares/ que nos han recibido y que dejamos/ quién sabe a qué parejas o a cuáles solitarios/ tan distantes de nosotros como astros/ y que sin saberlo continuarán los gestos/ que entre las cosas quedaron inconclusos,/ y pienso en las costumbres de las cosas, criaturas/ de este mundo pequeño, interminable,/ que no acabamos nunca de palpar, a tientas…

En Amor, dos personas se quieren en la distancia y a pesar de no poder estar frente a frente cuanto desean, el autor hace lo imposible por borrar límites geográficos, sueña su propio país imaginario. Los versos subliman ese anhelo de comunión:

Si vieras en qué playa te he querido/ y en qué estrella te ocultas invencible,/ qué acentos de mi voz has escogido,/ hasta dónde te hunde lo imposible/ desde mi sueño al tuyo melodioso/ como una clara ola que me inunda./ / Cruzáramos los dos el negro foso / de la tierra y el mar que nos circunda, / y cruzáramos más: la tibia fuente/ de luz definidora, el campo serio/ de flor que nos aguarda, y, lentamente,/ hiciéramos de amor un fijo imperio.

Resplandor misterioso.

Poetas holguineros participantes en el audiolibro grabado en los estudios de Radio Holguín La Nueva (Foto: ahs.cu).

Las cuartetas de Algo le pasa a la tarde reiteran la inconformidad con la breve existencia humana, la añoranza por esos momentos en los cuales pudimos haber avanzado, pero fracasamos, y el arribo de la Parca sin haber logrado nuestras quimeras:

Algo le falta a la tarde,/ no están completos los pinos,/ y yo mirando a las nubes/ siento lo que no he sentido./ / A cada instante pregunto/ por el tesoro perdido/ cuya sombra se desplaza/ con melancólico frío./ / Mirándome está el deseo,/ nocturno, solo, infinito; /callada va la nostalgia/ llameando eternos vestigios.// No llega nunca mi gesto/ a la tierra del destino; / la vida acaba inconclusa,/ quedan los sueños en vilo.

El milagro de la vida, uno de los temas raigales en la obra de Cintio Vitier, vuelve a estimularnos a través de voces actuales que nos transmiten una excelsa obra. Al escucharlas, puede sentirse más que la luz, el resplandor misterioso de aquellas letras. Los invitamos a salir a su encuentro.


Jeiddy Martinez Armas

 
Jeiddy Martinez Armas