3
Publicado el 3 Junio, 2021 por Sahily Tabares en Cultura
 
 

“Un compromiso cumplido con amor”

Temis-Tasende-1

“Especialmente me impresionan su valentía y sensibilidad”, expresa Temis Tasende. (FOTO: LEYVA BENÍTEZ)

Por SAHILY TABARES

El álbum de fotos revela detalles de la memoria que atesora el alma y el cariño; imposible es, quizá, apresarla en gestos o palabras, estas guardan en sí múltiples emociones que las imágenes traen al presente, nos hacen retornar a momentos irrepetibles.

Fluye el tiempo vívido en la voz de Temis Tasende, quien es una conversadora amena y espontánea; no le gusta conceder entrevistas, accede “porque estoy en deuda con él” y lo dice con una pasión entrañable repleta de experiencias. Contarlas todas tampoco es posible, la intensidad de una existencia tan rica sobrepasa el intento de detenerse apenas por minutos en lo que tanto significa en la historia de un hombre excepcional.

“Es mi padrino de bautizo. Lo decidió mi papá, José Luis Tasende, y mi mamá dijo: “Raúl es un muchachito, va a cumplir 21 años”. Mi papá insistió: “Pero tiene mucho sentido de familia. Ha sido como un papá para Fidelito, y yo sé que si me pasa algo él se va a ocupar de la niña”. Era una preocupación justificada porque desde el mismo golpe de Estado estaban conspirando.

Los recuerdos alientan cada evocación. Revelan sucesos que pueden conformar un paisaje de valor espiritual.

“El primer recuerdo que guardo de él es de septiembre de 1956, en México, cuando nos mandó a buscar a mi mamá y a mí porque ya estaba cerca la partida del Granma hacia Cuba, ese encuentro podía ser una despedida parcial o total. Vivimos en la casa de María Antonia González. Él jugaba mucho conmigo, trataba de complacerme en todo, pero la verdad es que yo le hacía poco caso y eso lo mortificaba”.

Siente hacia cada foto una honda gratitud por lo que significan. Instantes detenidos en el presente, ahora alcanzan movilidad para emprender un viaje de vuelta lleno de detalles, reencuentros, satisfacciones y también tristezas.

José Luis Tasende fue uno de los asaltantes al Moncada, asesinado el 26 de Julio de 1953. Era amigo de Fidel desde la adolescencia, y es por eso que conoció a Raúl en cuanto llegó a La Habana en 1950.

“Desde que se conocieron los unió una gran amistad, hubo empatía entre ellos desde el principio. Esa hermandad unió a nuestras familias. Después del Moncada muchas personas no quisieron saber nada de los moncadistas. En mi casa, por el contrario siempre me inculcaron el cariño hacia los compañeros de lucha de mi papá y en especial hacia mi padrino. Esa estima se extendió más tarde a su familia, que he considerado parte de la mía”.

La alegría ilumina su expresión al mostrarnos una foto familiar.

“Cuando nació mi hijo Luar, él fue a vernos al hospital González Coro. Le comenté: “no me has dicho nada del nombre. Entonces yo no sabía que ese fue su primer nombre de guerra (Raúl escrito de atrás hacia adelante). Hizo un gesto cálido con la mano y se fue, emocionado. No estuvo al nacer mi hijo Alín porque se encontraba fuera del país”.

Le placen las remembranzas, estas llegan plenas de ideas, pensamientos.

“Conservo una carta inédita que mi padrino le dirigió desde la cárcel a su hermana Lidia Castro, tiene fecha del 12 de abril de 1954. Dice: “Un millón de gracias por las atenciones que han tenido con Temita, a ella ustedes deben considerarla como una sobrina, pues yo cuando me acuerdo de ella y esto es muchas veces al día, lo hago con el cariño y la responsabilidad de un padre, el cariño y el amor paternal siempre se lo tuve, pero el sentimiento de responsabilidad y preocupación por ella nace y se desarrolla en realidad aquel preciso instante en que su padre, momentos antes de que la muerte nos separara en tono grave me dijera: Raúl, si me pasa algo ocúpate de Temita. Desde aquí nada puedo hacer por ella, pero los años que viva yo, muchos o pocos, para ella será el primer pensamiento de cada día y la preocupación eterna de que nunca carezca de nada. Así serán cumplidos los deseos de aquel que fue mi amigo del alma hacia Temis que es también mi hija del alma”.

Afectos imperecederos

Podría pensarse que en las fotos se registran momentos fugaces. Nada más lejos de la realidad. La vida puede sentirse en ellas. Lo advierto al escuchar el relato de Temis fragmentado en ocasiones por un detalle o simplemente razones que desea compartir.

“Mi padrino nunca ha tratado de imponerme nada, ni siquiera que fuera militar, aunque como se conoce las Fuerzas Armadas Revolucionarias han sido las niñas de sus ojos. Ingresé a las FAR por decisión propia y uno de mis mayores orgullos es haber sido militar en activo durante 35 años.

“Me satisface mucho su preocupación constante por los compañeros. Si es anfitrión está pendiente del más mínimo detalle. Además, se siente particularmente bien rodeado de niños y tal parece uno más entre ellos”.

Sonríe suave al decir:

“Cuando se ha puesto bravo conmigo, que han sido pocas veces, me ha castigado con el silencio, pero después los dos hemos llegado a la conclusión de que el cariño nos salva de cualquier disgusto. Por eso siempre digo que es un diamante con alma de beso, como dijo Martí de Ignacio Agramonte”.

Contar sobre los afectos imperecederos exige avanzar con pasos lentos en el retorno a lo que puede parecer invisible, pero se siente en acciones preñadas de nostalgias y alegrías.

“Me emociona la dedicatoria que me hizo del libro Raúl Castro: un hombre en Revolución. Para mi querida Temita, tan ligada a mi vida y mi modesta historia. Te quiere. Raúl Castro.

Repite despacio la pregunta: ¿Lo que más me impresiona de él?

“La fidelidad, su valentía, el sentido del deber y, sobre todo, su sensibilidad. Es jovial, de buen carácter, aunque el deber le ha impuesto tomar decisiones difíciles, duras.

“Mi papá no se equivocó. Aunque la ausencia de un padre no se llena nunca, mi padrino ha sido lo más cercano a un padre que he tenido. El suyo ha sido un compromiso cumplido con amor”.

raul-con-sus-tres-nietos-ma

En el despacho del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias con sus tres nietos mayores, Temis y los dos hijos de esta. (Foto: Cortesía de la entrevistada)

temi-muestra-el-ultrasonido

Ella le muestra el ultrasonido de su primer nieto. (Foto: Cortesía de la entrevistada)

Cuando-nacio-Luar-4

Cuando nació Luar. (Foto: Cortesía de la entrevistada).

Raul-al-centro-y-Tasende-a-

Uno de los primeros entrenamientos previos a los asaltos del 26 de Julio. Raúl al centro y Tasende a su lado derecho. (Foto: Cortesía de la entrevistada)

fiesta-familiar-6

Durante una fiesta familiar. (Foto: Cortesía de la entrevistada).

padrino-de-bodas-7

Fue su padrino de bodas. (Foto: Cortesía de la entrevistada).

Facsímil de la carta de Raúl a su hermana Lidia.(Foto: Cortesía de la entrevistada)

Raul-en-Santiago-de-Cuba-en

En Santiago de Cuba, enero de 1960. (Foto: Cortesía de la entrevistada)

Dedicatoria-del-libro-Raul-

Dedicatoria del libro Raúl Castro Un hombre en Revolución de Nikolai S. Leonov. (FOTO: LEYVA BENÍTEZ)

Raul-Temis-cenizas-de-Vilma

Raúl recibe de manos de Temis las cenizas de Vilma. (Cortesía de Verde Olivo)

(Este artículo pertenece a la Edición Especial de Bohemia (impresa) en homenaje al 90 cumpleaños de Raúl)

TEMIS TASENDE
“Un compromiso cumplido con amor”  (pdf pág. 42-48)


Sahily Tabares

 
Sahily Tabares