0
Publicado el 14 Julio, 2021 por Sahily Tabares en Cultura
 
 

UNEAC: Bajo el signo de la permanencia

Ante las agresiones y el recrudecimiento del bloqueo por parte del imperialismo norteamericano, los intelectuales y artistas manifiestan su vocación participativa en defensa de la soberanía, la independencia del pueblo, la libertad de Cuba, sus esencias culturales
Compartir
Festival Internacional Danzón Habana,

Un sabroso danzón lideró durante el mini-concierto de tres relevantes músicos: Orlando Pérez, pianista; Enrique Lazaga, güiro; y Osvaldo Ruiz, pailas

Por SAHILT TABARES Fotos: LEYVA BENÍTEZ

Como nos legó Fernando Ortiz, la cultura no es un ornamento, ni un lujo, es una energía creativa. Y el signo mayor de la Patria. Si la cultura salva es porque ella nos ofrece una proyección de universalidad, esta contradice todo nacionalismo aldeano.

Ya lo dijo nuestro Comandante Fidel Castro en los momentos más difíciles del llamado Período Especial: “La cultura es lo primero que hay que salvar”.

La defensa del humanismo revolucionario es una alta aspiración para los miembros de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. En exclusiva para BOHEMIA, comentó Luis Morlote Rivas, presidente de la organización: “Los escritores y artistas demuestran su compromiso con la Revolución y el pueblo. Los hechos que están ocurriendo, las manipulaciones del enemigo, de los que están alentando a que haya agresiones y delincuenciales manifestaciones en nuestro país, forman parte de la estrategia de los adversarios, ellos quieren regresarnos al pasado neocolonial. El recrudecido bloqueo de Estados Unidos atenta contra los cubanos y las cubanas. Ante estos actos indignos defendemos nuestra conciencia patriótica, antimperialista y antineocolonial. Estamos en la obligación de ser atentos custodios de nuestro baluarte precioso.

Festival Internacional Danzón Habana,

La defensa de la Patria, del pueblo y su Revolución fue destacada por Luis Morlote, presidente de la Uneac.

“En los comités provinciales de la Uneac de todo el país, los creadores han llamado a la unidad. Con sus obras y su firmeza están presentes en plazas y otros espacios, entre ellos los vacunatorios donde los científicos defienden la salud de la población.

“Respetando las medidas sanitarias, artistas de diferentes disciplinas realizan acciones en beneficio del disfrute y la espiritualidad de la sociedad. También un grupo de intelectuales están reflexionando sobre los desafíos actuales y las provocaciones mediáticas. Somos conscientes de que tan importante como la producción de la obra artística y literaria es la proyección social de la organización, la vocación participativa de los escritores y artistas”.

Abrazo solidario

La memoria de la cultura popular es fuente viva de nuestro modo de ser. Una de nuestras fortalezas es la dialéctica entre tradición y renovación. Tradición como legado de nuestra historia, que no puede ser dejada a la deriva, y renovación en tanto signo de vitalidad, de permanencia, visión integral, contemporánea.

Dichas esencias afloraron a propósito de la duodécima edición del Festival Internacional Danzón Habana, celebrado en la Uneac. Allí se ratificó que promover el género, el cual incluso antaño ha acompañado acontecimientos políticos ocurridos en el país, es otra manera de defender hoy las esencias de la nación frente a quienes pretenden borrarlas.

Festival Internacional Danzón Habana,

El maestro José Loyola recordó que el danzón, como música y danza, ha estado presente en Cuba durante más de cien años.

El maestro José Loyola, coordinador del evento, declaró a nuestra publicación: “Ahora lo evocamos con el sentido de mantener ese nexo indestructible, nunca olvidemos que la música y sus valiosas raigambres han estado presentes en el fragor de los combates. Recordemos el Quinteto Rebelde en la Sierra Maestra, donde sus textos, sonoridades y ritmos llamaban a la defensa de la patria, al abrazo solidario con las causas justas.

“Celebramos este evento por la vía online y el Canal Clave, para que llegue a los hogares donde la familia hasta puede bailar con nasobuco y disfrutar la elegancia y la riqueza expresiva del danzón. Mediante nuestro arte combatimos la injerencia imperialista”.

Expresó el también director de la orquesta Charanga de Oro que debemos conocer nuestra historia y los procesos culturales para entender mejor cuando oportunistas y traidores intentan socavar lo genuino, lo valioso, lo que construimos durante años.

“El Festival se creó en 1979 por la necesidad de defender un género raigal de nuestra música, una de sus expresiones más auténticas, que ha influido en la aparición y el desarrollo de otros no menos importantes. El son, que nació después, se enriqueció con su inclusión en la estructura morfológica del danzón. De ahí surgió el mambo, primero, el chachachá después. No menos relevante ha sido la integración del danzón a las corrientes modernas del jazz y la música tipificada en las formas de concierto en sus distintos formatos.

“La existencia del evento, los esfuerzos que realiza nuestra organización por mantenerlo, se justifican aún más en la contemporaneidad, como un elemento que consolida el debate de las ideas y la protección de los valores de la música cubana”.

Festival Internacional Danzón Habana,

Los participantes en el Festival transmitido por la vía online destacaron la valía de un encuentro en apoyo a las auténticas raíces culturales.

Durante el encuentro, en el que participó Orlando Vistel, presidente de la Asociación de Músicos de la Uneac, se recordó el aniversario 70 del nacimiento de Sara González. Los asistentes evocaron su canción dedicada a Girón, que hoy y siempre es un himno a la Patria, a los héroes, al valeroso pueblo que demuestra resistencia y creatividad a pesar de las provocaciones de los grupúsculos contrarrevolucionarios.

Por su parte, el musicólogo José Reyes Fortún ofreció una conferencia magistral en homenaje al centenario de Odilio Urfé, “quien nos legó, además de valiosas obras, el ejemplo de un hombre dedicado en cuerpo y alma a la cultura de la nación. Todo lo que hizo benefició la investigación y el conocimiento de las mayorías. Hizo Revolución en todas las etapas de su existencia. La misma Revolución con mayúscula que hoy estamos protegiendo en una lucha tenaz contra cualquier intromisión.

Festival Internacional Danzón Habana,

El musicólogo José Reyes Fortún reconoció la calidad artística de la obra de Odilio Urfé.

 

“Debemos reconocer la labor fundacional del Urfé en varias vertientes, su disciplina, la entrega y la perseverancia en el trabajo creativo”.

Visiblemente emocionado, el maestro Enrique Lazaga elogió la valía de un Festival que provoca el abrazo solidario, aunque sea en la distancia, y contribuye a proteger a la Patria de cualquier maniobra para acabar con nuestra obra más grande: la Revolución Cubana.

Compartir

Sahily Tabares

 
Sahily Tabares