0
Publicado el 10 Agosto, 2021 por Pastor Batista en Cultura
 
 

Donaciones de artistas cubanos siguen tocando el alma

Cada vez más figuras del arte y la literatura encabezan, promueven o se suman a iniciativas para llegar hasta las instituciones médicas y sectores más necesitados de ayuda en este crucial combate contra la Covid-19
Compartir
Donaciones de artistas cubanos siguen tocando el alma.

Aporte del Fondo de Bienes Culturales en Camagüey (Foto: RODOLFO BLANCO CUÉ/ACN).

Texto y fotos PASTOR BATISTA VALDÉS

Días atrás fueron los artistas y creadores pertenecientes a la filial del Fondo de Bienes Culturales (FBC) en Camagüey. Recuerdo que donaron  camas, almohadas, colchnes, mesitas, portasueros, nasobucos y otros artículos para las escuelas de educación especial Nguyen Van Troi y Antonio Suárez Domínguez de la ciudad, devenidas centros de aislamiento contra la Covid-19.

Imposible ignorar el impacto que tuvo, allá en Matanzas, la donación hecha por el cantante cubano Raúl Torres, para niños sin amparo familiar o su concierto para pacientes que se recuperan en el hotel Canimao.

La valija entregada por Torres incluía ropas, juguetes, productos para protección y aseo… aportados, además, por habaneros y trabajadores de varias instituciones de la capital.

Redes y sitios oficiales han reflejado también la sensibilidad del Grupo Buena Fe, Fondo de Bienes Culturales, la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM), así como los artistas Eduardo Sosa y Gabriel Dávalos, al poner en manos del Gobierno yumurino medicamentos, alimentos, productos higiénicos, mascarillas, sobrebatas… para contribuir al enfrentamiento a la pandemia.

Tampoco pudo permanecer de brazos cruzados Alexis Leyva Machado (Kcho), empeñado en ir personalmente al Hospital Pediátrico, a la Universidad de Ciencias Médicas y al hotel Canimao para entregar desinfectantes, cloro, nasobucos, libros de cuentos para los niños, cartulinas, crayolas, galleticas, refrescos…

Donaciones de artistas cubanos siguen tocando el alma.

Arnaldo durante la entrega en el hospital avileño.

Se conoce, a la vez, cómo la sede central de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) ha devenido vértice del sentimiento solidario de miembros que llegan para donar insumos, productos, artículos necesarios para enfrentar al virus en los territorios más afectados.

En la tarde de este lunes 9 de agosto el popular músico Arnaldo Rodríguez, ha convertido en Talismán de esperanza y de optimismo la donación que, también en directo, puso a favor de la vida en el hospital avileño Doctor Antonio Luaces Iraola.

Por él no solo aguardaban directivos, personal médico, de enfermería o administrativo, sino también dirigentes de la talla de Jorge Luis Tapia Fonseca, Vice Primer Ministro de la República; Jorge Luis Broche, integrante del Secretariado del Comité Central del Partido; Carlos Luis Garrido Pérez, Primer Secretario del Partido en la provincia; Tomás Alexis Martín Venegas, Gobernador de Ciego de Ávila…

“Esta valija no trae lo que sobraba en numerosos hogares, sino lo que esas familias han compartido. La gente se ha despojado de cosas que tenía y las ha donado para este hospital. No contiene todo lo que quisiéramos, pero sí lo que se ha podido aportar con muchísimo amor, deseo y honestidad” –dijo, tras ponderar la excelente acogida que tuvo una convocatoria hecha a los avileños residentes en La Habana, a la cual se sumaron rápidamente personas que viven en otras partes de Cuba e incluso fuera del país.

Donaciones de artistas cubanos siguen tocando el alma.

Nuevos donativos promovidos por artistas cubanos siguen llegando a su destino.

De esas manos han llegado jabones, detergente, líquido para desinfección, jeringuillas, papel sanitario, toallas, frazadas para cubrir el cuerpo, pasta dental, nasobucos, mascarillas N-95, sueros para ser utilizados por vía parenteral…

Vivimos, en fin, días en que la sensibilidad humana y la solidaridad –del mismo modo que la gratitud- andan sueltas por doquier, en gestos así, en palabras, en frases, a punta de pupilas, en saludos, en la ingenua súplica para tener una foto de recuerdo.

Kcho, Raúl Tores, Israel, todos accederán siempre a esa instantánea obra del lente fotográfico o del celular, al saludo puño a puño o al antebrazo derecho completamente apoyado al lado izquierdo del pecho convertidos en virtual abrazo.

Así son nuestros verdaderos creadores, nuestros artistas de verdad, los que no se destiñen con el tiempo ni hay virus que les contamine el sentimiento, los que siguen arriesgando sus cuerdas, sus pinceles, sus lentes y su vida, pero sobre todo los que llevan dentro el optimismo de Arnaldo, expresado en la frase con que reoxigenó a todos los presentes en el hospital avileño:

“Y tengan la seguridad de algo: el próximo Festival Piña Colada que hagamos otra vez en grande, cuando las condiciones vuelvan a permitirlo, tendrá que estar dedicado a los médicos, a la Salud y a este esfuerzo enorme que ustedes están haciendo para salvar vidas.”

Donaciones de artistas cubanos siguen tocando el alma

Aquí también hay arte: el arte de la sensibilidad y el sentimiento humanos.

Compartir

Pastor Batista

 
Pastor Batista