0
Publicado el 17 Agosto, 2021 por Sahily Tabares en Cultura
 
 

DOCUMENTAL

La luz larga de Fidel

Ideas, pensamientos, evocaciones, nutrieron el discurso dramatúrgico de una puesta en la que lideran hechos vividos por el pueblo cubano y la trascendencia de su líder en el ámbito internacional
Compartir
La luz larga de Fidel

Omelio Borroto, guionista y director del documental, destacó que fue hecho con el corazón.

Por SAHILY TABARES

Fotos: YASSET LLERENA ALFONSO

La imagen interpretada como cultura en movimiento que fluye con toda su carga de condicionamientos sociales, políticos, humanistas, y discurso de poder simbólico, protagonizó la puesta que rindió homenaje al líder histórico de la Revolución Cubana: Fidel Castro Ruz.

El discurso visual del documental Profeta del amanecer (Estudios Mundo Latino), con guion y dirección de Omelio Borroto, que se presentó en la sala teatro de la Biblioteca Nacional José Martí y fue televisado por Cubavisión, hizo patente la vigencia de un pensamiento siempre iluminador. Su previsión y sabiduría para anticiparse a fenómenos complejos, angustias, preocupaciones, desafíos lideró en un relato concebido para acercarnos a vivencias, instantes memorables; incluso descubrir esencias de quien pensaba en la niñez, en los jóvenes, en el pueblo, con una perspectiva amplia, enriquecedora.

Al repasar cada idea expresada emerge la vocación de servicio, la posición ética, el compromiso ideológico y político de un hombre sensible, culto, capaz de asumir errores y, a la vez, transmitir la energía y las soluciones para repararlos. Ser humano de hondas convicciones, investigó, supo desandar caminos, emprender los nuevos sin un ápice de cansancio.

Disímiles testimonios fueron recogidos en el audiovisual. Desde las voces y los sentimientos surgieron anécdotas, experiencias, una rica aventura cognoscitiva que se renueva al volver sobre fotos fijas, hechos, acontecimientos no contados de una manera lineal, quizá porque la existencia no lo es y el documental insistió en reafirmar el sentido de batallas cotidianas por vencer.

Emociones infinitas
La luz larga de Fidel.

Las enseñanzas de su monumental obra continuarán vigentes en todos los tiempos.

Una, otra vez, la puesta remitió a la riqueza del patrimonio en torno a Fidel y, en ese regreso a la semilla, recordé en más de una ocasión las apreciaciones del filósofo francés Jacques Derrida: “Todo el mundo piensa que el archivo tiene algo que ver con el pasado, y la verdad es que no, que tiene que ver con el futuro. Esto se debe, primero, a que el archivo reemplaza a la memoria, pero en un lugar donde se pierden cosas. Entonces, si se pierden cosas en el archivo, también es un lugar donde se encuentran cosas, y muchas veces son cosas inesperadas”.

Altamente reveladores fueron los diálogos con médicos, científicos e investigadores, en ellos las palabras del líder constatan el afán de conocer y profundizar que lo caracterizó. Sin duda, la luz larga del Comandante en Jefe permitió escuchar alertas a tiempo, sugerir, batallar, hacer, construir centros dedicados a la ciencia, proyectos que fueron llevados a la práctica.

La luz larga de Fidel

La batalla por el regreso del niño Elián González fue evocada en la puesta.

En su más abarcadora acepción, la cultura es un motivo recurrente de inspiración y se despliega en la dramaturgia expositiva del documental. Fidel en el podio, Fidel rodeado de intelectuales y artistas, Fidel ante pioneros y jóvenes…en diferentes circunstancias llamó a librar una guerra contra la incultura.

Seguramente las mayorías encontrarán detalles no conocidos, urgencias vueltas a mencionar, en fin, un cúmulo de sentimientos difíciles de resumir. La mirada subjetiva del documentalista se vuelve de manera continua hacia diferentes grados de opinión e intervenciones sobre el mundo social, asimismo devela el universo más íntimo y personal, desde la perspectiva del diario filmado en contextos diferentes.

La presencia narrada, en tanto recurso fílmico, dota a la puesta de un aura reflexiva, cierta atmósfera poética. En ocasiones, el realizador pasa de la escena a la secuencia entendida como una sucesión de escenas, las cuales se unen para contar una historia de forma continua.

La luz larga de Fidel.

Retratos y otros momentos significativos nutrieron la dramaturgia del audiovisual.

La búsqueda de las entrevistas oportunas, las reflexiones de Abel Prieto, Diana Balboa, Nelson Domínguez y otras personalidades redescubren la valía de un ser humano excepcional.

Quizá el argumento más descollante de la obra como premisa es el de la verdad universal: la convicción de que no siempre seremos colonizados culturalmente y que algún día, más temprano que tarde, llegará la hora de la liberación en los sitios más recónditos del planeta.

Afanoso buscador de antídotos contra el consumismo y la seudocultura, Fidel estimuló la necesidad de la lectura y que Cuba se incorporara a la revolución científica, incluso durante el llamado Período Especial.

La luz larga de Fidel

Personalidades y directivos de la cultura asistieron a la presentación de Profeta del amanecer.

Los valores antropológicos e historiográficos de Profeta del amanecer testimonian otro aporte estimulado por él: hay que dominar el conocimiento para ayudar a otros, cultivar la inteligencia y la solidaridad internacional.

A lo largo del documental, amigos residentes en diversas latitudes refieren que extrañan a Fidel, pero también destacan la monumental obra pensada desde el alma y las acciones, las cuales seguirán vigentes en todos los tiempos.

Compartir

Sahily Tabares

 
Sahily Tabares