0
Publicado el 18 Septiembre, 2021 por ACN en Cultura
 
 

Para el reto de Rey Montalvo y su recital, Telegram fue tremendo escenario

El recital, previsto por una hora desde las 11 de la noche, se extendió mucho más para responder a las solicitudes de la audiencia, pedidos ante los que Montalvo desempolvó temas poco frecuentes en su repertorio, y regaló más estrenos de los planificados, entre ellos la canción Según, escrita a Tania la Guerrillera
Compartir
Para el reto de Rey Montalvo y su recital, Telegram fue tremendo escenario.

Foto: acn.cu

Por YENLI LEMUS DOMÍNGUEZ

Más de 880 comentarios generados a la par del primer concierto del trovador Rey Montalvo desde su canal en la plataforma de mensajería Telegram, ofrecido desde anoche y hasta la madrugada de hoy, corroboran el reto cumplido de mantener la atención de los suscriptores conectados.

El recital, previsto por una hora desde las 11 de la noche, se extendió mucho más para responder a las solicitudes de la audiencia, pedidos ante los que Montalvo desempolvó temas poco frecuentes en su repertorio, y regaló más estrenos de los planificados, entre ellos la canción Según, escrita a Tania la Guerrillera (Tamara Bunke (1937-1967).

Cuando preparaba la presentación el artista confesó a la Agencia Cubana de Noticias que el reto de ofrecerla por Telegram era mantener el interés del público, porque los conciertos son muy impersonales, les falta la adrenalina del escenario, la interacción a través del aplauso, incluso la mística propia de la exposición total.

La escritura de fragmentos contundentes de las canciones, fotografías de los usuarios en línea, revelaciones sobre vítores, chiflidos, bailes, aplausos en los hogares, y hasta sobre el apagón más llevadero por la música, fluyeron como constancia de una dinámica acogida al recital por personas en distintas provincias de Cuba.

Repetiremos dentro de unos meses, organizamos otras canciones y estrenamos más, prometió el trovador, vicepresidente nacional de la Asociación Hermanos Saíz, antes de que lo convidaran a una descarga más allá del repertorio que diseñó para la noche.

“Otra, otra, otra”, “pero me faltan como 50 canciones que quiero escuchar”, leyó Montalvo, y regaló varias más como Laberinto, Los nuestros, Descanso y fe, y no faltó quien se imaginó en un parque, todos sentados juntos. (ACN).

Compartir

ACN

 
ACN