0
Publicado el 24 Noviembre, 2021 por Jeiddy Martinez Armas en Cultura
 
 

Ciudad que ha vencido al tiempo

Compartir
Ciudad que ha vencido al tiempo.

La vuelta a la ceiba es una de las tradiciones más populares en La Habana; este noviembre a ella se sumó Miguel Díaz-Canel Bermúdez, primer secretario del PCC y presidente de la República de Cuba. (Foto: tribuna.cu).

Por JEIDDY MARTÍNEZ ARMAS

Esta urbe rodeada de mar, adorada por sus habitantes y añorada incluso por quienes algún día la visitaron, tiene ya 502 años. Sus edificios moriscos, neoclásicos, barrocos… fruto de la transculturación, inspiran a pasear por sus calles, un embrujo del cual es difícil deshacerse.

Ciudad que creció y se hizo eterna, en este aniversario avanza y sueña. Eusebio Leal desanda otra vez sus calles, saluda a los vecinos, se regocija con la admiración de los visitantes; puedo ver en su rostro una sonrisa amable, me dice adiós, ambos seguimos nuestro camino.

Ciudad que ha vencido al tiempo.

Eusebio Leal saludará amable por siempre a los moradores y visitantes. (Foto: LEYVA BENÍTEZ).

Al voltearme de nuevo su cuerpo se hace eterno, está en pausa y es de bronce, detenido en el soportal. Creo advertir un aura de sabiduría y bondad en la escultura creada por el artista de la plástica José Villa Soberón y su ayudante Gabriel Cisneros Báez, quienes han inmortalizado fielmente al historiador e intelectual que lideró con amor y bondad la restauración del centro histórico habanero.

Allí, en el Museo de la Ciudad, antiguo Palacio de los Capitanes Generales, el cual fue residencia de la primera autoridad de la Isla y donde siglos después Leal empezara a trabajar con apenas 17 años, comienza el recorrido, son las nueve de la noche del 15 de noviembre de 2021.

Ciudad que ha vencido al tiempo.

Año tras año aquí se evoca la primera sesión del cabildo habanero ocurrida en 1519. (Foto: LEYVA BENÍTEZ).

Luego los convidados a la celebración caminan hasta el Templete, sitio en el que bajo la sombra de una frondosa ceiba se celebró, el 16 de noviembre de 1519, el primer cabildo y misa de la villa de San Cristóbal de La Habana. El mural de Juan Bautista Vermay, en el interior, parece intacto a pesar de las centurias transcurridas, recrea con nitidez escenas de aquel día.

Ahora todos le dan tres vueltas a la ceiba, como es tradicional en vísperas de cada aniversario; momento de fe que une a los participantes en el propósito de pedir prosperidad para los suyos y el mundo.

Cada fachada de los edificios habaneros cuenta una historia que ha vencido el paso del tiempo. Muy cerca del litoral, el Castillo de la Real Fuerza –añeja construcción cuya finalidad era defender a La Habana de los piratas y corsarios– reabrió algunas de sus salas, las cuales albergan tesoros encontrados cerca de las costas cubanas, así como la historia de la construcción naval en la Isla.

Ciudad que ha vencido al tiempo.

El nuevo diseño museográfico concebido para el Monumento de la Real Cárcel de La Habana nos acerca más a José Martí, Fermín Valdés Domínguez y los ocho estudiantes de Medicina asesinados en 1871. (Foto: LEYVA BENÍTEZ).

Un sitio emblemático es la antigua cárcel de La Habana, donde guardó prisión nuestro Héroe Nacional José Martí, la pequeña parte que se conserva ha sido restaurada y enriquecida con una nueva concepción museográfica.

En La Habana, llena de luces, de adoquines y sueños, retornan los abrazos. Ciudad barroca de contrastes y magia acompañará por siempre a cada ser humano que la “descubra”.

Compartir

Jeiddy Martinez Armas

 
Jeiddy Martinez Armas